El plantel de Jaguares tiene motivos de sobra para festejar: consiguieron el triunfo más fuerte fuera de casa: superaron 23-19 a Chiefs y cerraron así la mejor gira de la franquicia argentina, con cuatro triunfos en la misma cantidad de presentaciones, que permite abrazarse a la ilusión de soñar con avanzar por primera vez a los cuartos de final.

Chiefs fue campeón en 2012 y 2013. Alcanzó a las semifinales en las últimas dos ediciones, desde que el equipo argentino juega el Super Rugby. Jaguares llegaba embalado por los triunfos ante Reds, Brumbies y Blues. Por primera vez habían cosechado tres victorias consecutivas. Enfrente estaba el equipo grande de Nueva Zelanda y no se achicaron.