El valor mensual es de $1.400 a $1.700 y advierten que por la situación económica habrá incrementos cada dos meses.


Los prestatarios del servicio de transporte escolar -una actividad sin regulación específica, al igual que los remises- no quieren quedar atrás de la actualización de precios de los combustibles y tomaron la determinación de ajustar sus tarifas cada dos meses, ya avisaron a los padres con un incremento que aplicaron en los últimos días. Aclaran que la medida se implementará si continúa la escalada inflacionaria. La idea que tienen es subir entre $50 y $100 según la prestación que ofrecen. Resaltaron que este mes debieron incrementar $100 por usuario para no quedar tan alejados de la realidad y que no impacte de lleno en los bolsillos de los clientes. En lo que va del año la tarifa ya se incrementó entre un 22 y 28 por ciento.

 

Explicaron a NORTE de Corrientes que por la crisis económica que se vive a nivel nacional muchos transportes llegan a cubrir el 50 o 60 por ciento de su capacidad. Incluso algunos trabajadores contaron a este medio que en las escuelas públicas hay algunos que pagan la mitad del costo y utilizan el servicio sólo en el horario de salida. “Algunos llevan a sus hijos a la escuela temprano cuando van a trabajar y a la vuelta utilizan el servicio de transporte escolar, por lo que tienen una tarifa diferencial”, resaltó uno de los choferes que prefirió reservar su nombre. Actualmente la tarifa mensual del transporte escolar es de entre $1.400 y $1.700, dependiendo del establecimiento y los barrios a los que llegan.

 

El año comenzó con el cobro de entre $1.100 y $1.400 pero los precios fueron aumentando. “Los precios se van a ir ajustando dependiendo de cómo se mueva la economía y los costos no sólo de las naftas sino también de los insumos e impuestos”, destacó otro trabajador. El titular de la Asociación de Transportes Escolares de la ciudad, Pedro Abbas, aseguró que cada dos meses se aplicarán ajustes a la tarifa mensual. Por otra parte, el dirigente mencionó que ahora tienen inconvenientes con los estacionamientos reservados para el transporte escolar. Los padres y tutores que se acercan a los espacios reservados para las combis dejan allí sus vehículos para poder retirar a sus hijos, por lo que se produce un caos vehicular.

 

“Los padres y tutores no entienden que no pueden utilizar los espacios reservados, es peligroso para los chicos que van en colectivitos”, resaltó Abbas. Con el nuevo incremento de los combustibles que se espera para esta semana, los transportistas decidieron realizar un ajuste de $100 ya que el aumento anterior de las naftas tuvieron que absorberlo para que no impacte de lleno en el bolsillo de los clientes, que cada vez son menos. s