Con esta medida nos vamos a ahorrar entre 10 y 15 millones de dólares por año”, explicó el CEO de la empresa estatal, Mario Dell’Acqua

 

Aerolíneas Argentinas comunicó a los grandes operadores turísticos de Internet, como Despegar, Almundo y otros, que ya no les pagará comisiones por la emisión de sus pasajes en vuelos de cabotaje.

“Sólo con esta medida nos vamos a ahorrar entre 10 y 15 millones de dólares por año”, dijo a Clarín el titular de la línea aérea, Mario Dell’Acqua.

Explicó que la eliminación de las comisiones es uno entre varios pasos que están dando Aerolíneas y Austral para cambiar su modelo de negocios y reducir a cero su déficit operativo: este año, si bien el rojo se viene achicando, Dell’Acqua dijo que todavía tendrán pérdidas por alrededor de u$s80 millones.

“Hace un par de semanas hemos comunicado a las agencias virtuales de emisión de pasajes que nos vamos a pagar más comisiones por los vuelos domésticos”, contó el funcionario en una charla con Clarín. “Este es uno de los cambios estructurales que estamos haciendo: significa que estamos confortables con el hecho de vender por nuestros propios medios, a través de nuestra propia página de Internet y eliminando un costo que entendemos que es superfluo. Aerolíneas tiene una posición muy fuerte en el mercado doméstico, con más de 70% de participación de mercado y realmente no tiene sentido que paguemos comisión: si brindamos un buen servicio, un precio razonable, puntualidad y cumplimiento, la gente nos va a comprar”, agregó.

Te puede interesarEn plena polémica por las tarifas, el Gobierno avanza con la venta de Transener y reafirma su salida del negocio energético El primer recorte a las agencias fue en 2016, durante la gestión de Isela Costantini, quien bajó la comisión que se les pagaba a la totalidad de las agencias turísticas, de 3% a 1%. Cuando Dell’Acqua reemplazó a Costantini, aquel incentivo fue reducido a cero, en el caso de las agencias “físicas”. Ahora también aplicará el recorte a las nuevas estrellas del sector, que son las operadoras de Internet.

“Preferimos enfocarnos fundamentalmente en la calidad de servicio, la mejora de la conectividad y de la atención al cliente, en vez de pagar comisiones -justificó Dell’Acqua-. Sabemos que si hacemos las cosas bien, no hace falta que un tercero nos venda los pasajes”.

A comienzos de año, Dell’Acqua había anunciado cambios en la gestión de compras de la compañía que, aseguró, les representó un ahorro de entre 70 y 80 millones de dólares por año. Ahora, dijo, están aplicando ese mismo modelo de renegociación con los operadores que se encargan de las reservas de pasaje.

 

“Estamos cerrando un contrato con los grandes operadores, que son Sabre y Amadeus, un contrato que Aerolíneas no renegociaba desde 1999. Generamos un ahorro de u$s29 millones por año sobre un contrato de 80 millones de dólares”, aseguró el presidente de Aerolíneas, quien a pesar de los detalles, prefirió no revelar aún con cúal de los dos operadores se quedarán.