El director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Márquez, expresó esta mañana que las precipitaciones causaron desbordes de cursos de agua en localidades del interior, lo que derivó en la evacuación de varias familias. Las más afectadas son Sauce, Curuzú Cuatiá y Lavalle.

 

 

Estimaciones vertidas por el titular de Defensa Civil Provincial a medios radiales, Sauce tiene 150 evacuados y Curuzú Cuatiá hay un barrio inundado pero se desconoce la cantidad de familias en situación de crisis. En Lavalle cayeron 215 milímetros y cuatro familias debieron salir de su hogar. El pronóstico es desfavorable para este jueves, con precipitaciones que rondarían los 70 a 100 milímetros.

 

Márquez señaló que en Goya ayer cayeron más de 80 milímetros de lluvia pero no es la localidad más afectada por el temporal ya que no hay registros de inundaciones y evacuaciones de familias. Señaló que Sauce hay alrededor de 150 evacuados y la Provincia estaba enviando ayuda para las familias.

 

En Curuzú Cuatiá estaba inundado el Barrio Santa Rosa y comenzaron a evacuar a varias familias, mientras que en Perugorría, zona de Paso Tala, se encontraban en estado de alerta por las lluvias locales y por el desborde del Río Corriente, que llevaba agua hacia el sur.

 

El intendente de Curuzú Cuatiá, José Yrigoyen calificó de “límite” la situación en la localidad debido a las intensas precipitaciones en las últimas horas, que ya superaron los 100 milímetros de agua caída y se teme el ingreso a áreas urbanizadas.

“Hay personas que están yendo a la casa de algún familiar o vecino porque están con agua dentro de sus casas. Por eso decidimos cocinar en el CIC, así que la gente de la zona puede acercarse este lugar, pero de todas maneras vamos a asistir con comida a la zona del Yaguá Rincón, Santa Rosa, Ralín, Santa Rita, y otros lugares donde es más crítica la situación. La demanda es mucha, y por ahí se nos hace difícil llegar con mercadería a todos”, expresó el Director de Acción Social de la Comuna, Miguel García.

En Lavalle cayeron 215 milímetros y cuatro familias debieron ser evacuadas, además de las pérdidas en la producción por la caída de granizo.

Márquez expresó que en Curuzú Cuatiá se desbordó el mismo arroyo de la semana pasada y relató que el intendente está gestionando la limpieza porque perdió profundidad y rebosa con facilidad. En tanto, recordó que sigue vigente el alerta meteorológico para el centro sur provincial y este jueves podrían registrarse lluvias de entre 70 y 100 milímetros.