La quema ocurrió en un aserradero en las afueras de Santo Tomé, cerca de la Ruta Nacional Nº 14. La juez subrogante, Cristina Pozzer Penzo, encabezó un acto en el que agradeció a las fuerzas de seguridad por el éxito en los operativos. La carga quemada estaba valuada en más de 150 millones de pesos.

Durante la mañana, se llevó a cabo la incineración de más de 6.800 kilos de estupefacientes que fueron secuestrados en diversos procedimientos en Paso de los Libres.

 

La quema formal se realizó en un aserradero en las afueras de Santo Tomé, por la Ruta Nacional Nº 14, con presencia de los distintos poderes del Estado nacional; las fuerzas de seguridad, y funcionarios de distintos organismos nacionales.

La juez subrogante, Cristina Pozzer Penzo abrió el acto agradeciendo a las diferentes fuerzas de seguridad, por la realización del trabajo coordinado con el Juzgado Federal.

“Es un día festivo, en el que serán definitivamente destruidos e incinerados más de 6.800 kilos de marihuana, por un monto superior a los 150 millones de pesos”, señaló.
Además, recordó que también se quemaron 15 kilos de cocaína, tasados en tres millones en moneda argentina.

“Es un golpe económico a estas organizaciones criminales transnacionales, que operan a través del narcotráfico y de otros delitos”, manifestó.

Pozzer Penzo remarcó que en los últimos meses, el perjuicio económico en estos procesos de contrabando “alcanzó una suma cercana a los 200 millones de pesos”.

La Juez destacó el éxito del plan Stock Cero, dependiente del Ministerio de Seguridad, relacionado a que no se guarde las drogas “en ninguna dependencia”.
“Los actos como el que hoy, demuestran que los estupefacientes que se encuentran, se queman inmediatamente”, resaltó.
Para Pozzer Penzo, esto es “un paso de credibilidad en la lucha contra el narcotráfico”.