Las fuertes lluvias mojaron la Ruta Nacional Nº 123, lo que provocó que dos automóviles patinaran y terminaran en el arroyo Sarandí.

Al parecer, un rodado modelo Chevrolet Prisma, en el que viajaba la familia Moreyra, proveniente de Alvear, perdió el control en plena ruta. Según indicaron los medios periodísticos de Mercedes, el hecho ocurrió cerca de las 21 del miércoles.
Afortunadamente, sus ocupantes pudieron salir del vehículo antes que el agua ingrese al interior. Estos fueron auxiliados por personal policial, que los trasladó al hospital de esa localidad.
En este caso se trata de un automóvil Nissan March, que también circulaba por la misma ruta, el miércoles a la noche. Dentro de él, viajaban tres personas con destino a Mercedes.
Al pasar cerca de la zona del arroyo, el rodado fue arrastrado por el agua provocada por la lluvia. Sus ocupantes sólo sufrieron heridas leves.