Personal de Transnea comenzó a retirar ayer la línea de alta tensión que se incendió el viernes. Aseguran que el fuego causó un daño mayor al de averías anteriores y deberán realizar varios empalmes. La obra podría estar terminada el martes.

Luego de las averías que sufrieron el viernes los cables que cruzan el puente General Manuel Belgrano, operarios de la empresa Transnea comenzaron ayer a reparar el tramo dañado para normalizar el funcionamiento del tendido que quedó fuera de servicio. El Litoral recorrió la zona de la obra, donde los trabajadores realizaban las primeras tareas mientras el tránsito estaba cortado.

Desde las 7 de ayer hasta casi la madrugada de hoy, el personal técnico intervino en la zona siniestrada, casi llegando a suelo chaqueño, y retiraron los cables en mal estado. “Se quemaron unos 60 metros aproximadamente”, señaló uno de los trabajadores a este matutino. Vale recordar que en la última falla que se dio hace dos meses, el trayecto afectado por el fuego había sido de 40 metros.

Son varios los mazos de cables que sufrieron el efecto del fuego, ya que, aunque la falla se haya producido en uno, se encuentran todos en el mismo canal bajo las veredas del viaducto y por ello quedaron completamente inutilizables.

Respecto de los plazos, los obreros coincidieron en que los arreglos no terminarían ayer y que demandaría varios días de trabajo en el puente para volver a poner en funcionamiento la línea que une Resistencia con Corrientes. En este sentido, varios coincidieron en que “más o menos tres días va a llevar, posiblemente el martes recién pueda estar terminado”. En tanto, otros estimaron que las tareas podrían extenderse hasta una semana.

El personal de Transnea retiró ayer a la siesta los trozos de cables quemados. Se podía advertir el avanzado estado de deterioro que tenían, con los gruesos filamentos metálicos del centro completamente hacia afuera. En tanto, el revestimiento que sirve de aislante estaba resquebrajado y casi convertido en cenizas.

Tanto el hueco debajo de las veredas del puente donde pasa la línea de alta tensión como las losetas que los cubren, mostraban las marcas negras del fuego y el humo que se ocasionó por el desperfecto del viernes al mediodía. Esta situación generó, incluso, la sorpresa de los trabajadores, que señalaron que este inconveniente parece ser más grave que otros similares ocurridos anteriormente.

Una vez que eran retirados todos los cables inutilizables, los obreros iniciarían recién la colocación de los nuevos. “Tenemos que hacer los empalmes y eso lleva bastante trabajo porque son cables grandes y por acá pasa muchísima tensión”, explicaron a este matutino mientras avanzaban con las tareas allí.

En cuanto al motivo del desperfecto, aseguran que son varios los factores que pudieron llegar a combinarse para que se vuelvan a incendiar. En este sentido, señalaron que “los materiales tienen un desgaste que es propio del paso del tiempo y por eso comienzan a fallar en algún momento”.

Además de esta situación, algunos advirtieron que “necesitan mantenimiento cada tanto porque la vibración afecta”. Al respecto, señalaron que “el paso de los vehículos genera fricción sobre la cinta asfáltica del puente Manuel Belgrano, lo que se traduce en el movimiento de los cables, y a partir de eso se pueden ocasionar complicaciones”.

 

Estaciones
Al igual que en cada avería de la línea de alta tensión que pasa por el viaducto, la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) realizó las derivaciones correspondientes para que los usuarios correntinos puedan seguir contando con el suministro eléctrico de manera normal. Es así que, luego de que las estaciones transformadoras Sarmiento y Corrientes Centro (ubicada en la costanera) quedaron sin operar, la tensión fue derivada a otra, por lo que el corte en ese momento no fue de más de media hora.

De esta manera, cuando Transnea culmine los trabajos y el cableado del puente vuelva a funcionar, la Dpec volverá a hacer las conexiones pertinentes para que ambas centrales de la ciudad vuelvan a funcionar de manera habitual.

Vale recordar que fueron varias las situaciones como esta que se repitieron en los últimos años, incluso hubo distintos incendios entre el año pasado y este. Si bien desde la Dpec explicaron que la transferencia de la carga no exige al límite a la estación de Paso de la Patria, donde se deriva habitualmente, sí reclamaron en diferentes ocasiones la realización de obras por parte de la responsable de la línea entre Resistencia y Corrientes.

 

Circulación
Pasadas las 14.30, interrumpieron ayer la circulación vehicular sobre el puente interprovincial. La medida se dio por cuestiones de seguridad, para que los operarios puedan retirar los cables quemados. Aunque estaba anunciado hasta las 15.30, el corte se extendió hasta casi las 16, cuando fue habilitado nuevamente.

Esta situación generó que se formen filas de vehículos sobre la avenida 3 de Abril y también en la entrada que está sobre costanera. Personal de Gendarmería Nacional mantuvo una guardia permanente y liberó luego el tránsito. De esta manera, el paso por el viaducto fue poco ágil y hubo demoras que se extendieron hasta la tarde

ellitoral