El número de menores ingresados al Juan Pablo Segundo por siniestros viales que involucran motos creció un 20% en los primeros cinco meses del 2018. A diario se vive en Corrientes, como en el resto del mundo, la imprudencia de mayores, quienes llevan tres y más personas.

Los datos oficiales son contundentes: por las calles de Corrientes circulan más de 150 motocicletas a diario. En el último año el número de este tipo de rodados creció un 30%.

Con respecto a los siniestros, en los cinco meses que han transcurrido de 2018 ya han fallecido 12 personas en la ciudad, mientras que en los últimos dos años, fueron 89 las víctimas fatales, la mayoría motociclistas.

Alarma en la ciudad la imprudencia de los mayores, que someten a sus hijos pequeños a un peligro tan grande y constante, al usar las motos como vehículo familiar.

En 2017, del 1 de enero al 11 de mayo, 245 niños fueron atendidos en el Hospital Pediátrico “Juan Pablo Segundo” por accidentes de moto. En el mismo período de 2018 fueron 285 los ingresados, casi un 20% más.

“Nosotros lo llamamos la moto de todos los días, porque recibimos de 1 a 3 niños accidentados por día”, admite con pesar la jefa del Servicio de Emergencias del Hospital Pediátrico, Graciela Casella (MP 1161).

“El 99% de los niños viajan entre los padres o adelante, y cuando la moto colisiona con algo, el chico se fractura la cadera. Eso es lo más común”, agregó.

“Muchas veces van con más de un niño en la moto. Eso es gravísimo, ya que el niño es muy lábil y es el primero que se va a caer y golpear porque no se puede contener. El adulto más o menos intenta contenerse en una colisión; el niño vuela”, marcó Casella.

“Hay un caso que no me voy a olvidar más: la vez pasada ingresó una beba de 11 meses que iba con sus padres en moto por la ruta. La mantita fue absorbida por la rueda de la moto y terminó amputando la pierna de la niña. Esa imagen no la voy a olvidar nunca”, contó con crudeza.

Por su parte, el secretario de Movilidad Urbana del Municipio, Jorge Sladek Uffelmann, indicó que “según la Ley de Tránsito, más de dos personas no pueden circular sobre una moto y ambos deben llevar casco.

Menores de 10 años no pueden circular en moto. Hoy en día lo que está haciendo el Municipio a modo de prevención es detener a quienes van con niños en motocicletas y se retira el vehículo de la vía pública”.

“Un niño jamás debe viajar en moto con sus padres si es menor de 12 años. Y si es mayor de 12, debe subir con casco. No debe ir más de un niño, y la moto no es regalo de 15, porque a esa edad son niños, no saben de riesgo o peligro. Eso es darle un arma, no un regalo”, remarcó finalmente la doctora Casella.

 

nortecorrientes