Muchos vienen a hacer turismo, pero también cruzan la frontera para comprar desde ropa hasta alimentos. Incluso, para llenar el tanque de nafta

Por Juan Diego Wasilevsky

Las postales con cientos de autos haciendo cola en la frontera con Chile, para cruzar a través del paso internacional Cristo Redentor; las imágenes de argentinos volviendo cargados con televisores LED o las historias de Instagram plagadas de turistas con DNI albiceleste descansando en Punta del Este o Florianópolis, parecen condenadas a quedar “freezadas” hasta nuevo aviso.

 

El salto del tipo de cambio del orden del 100% que terminó consolidándose en los primeros ocho meses del año cambió radicalmente el escenario. Y una de sus consecuencias es que “pulverizó” los ingresos de la clase media, medidos en dólares.

 

Con ajustes salariales cercanos al 25%, frente a un dólar que pasó de los $17 en septiembre del año pasado más de $38 en la actualidad, está claro que los bolsillos perdieron un importante poder de fuego a la hora de viajar al exterior.

 

“Necesitamos que el tipo de cambio sea tal que la tía deje de comprar dólares y los cadetes dejen de viajar a Itaparica y a South Beach. Ese es otro tipo de cambio que no es de $30”, afirmaba semanas atrás Carlos Melconian, ex titular del Banco Nación.

 

Y si bien todavía no hay consenso sobre cuál es el valor “ideal” para equilibrar las cuentas, lo cierto es que la cotización actual funciona como un fuerte desaliento a hacer shopping fuera del país.

 

Prueba de ello es que los saldos por gastos con tarjeta en dólares tocaron a inicios de septiembre los u$s368 millones. Esto implicó un derrumbe de casi 40% respecto a igual período del 2017.

 

Además, se trata del registro más bajo, para esa misma fecha, desde el año 2014, tal como se puede ver en el siguiente gráfico:

 

Más síntomas de esta reversión que le puso fin al “déme dos” se encuentran en los datos del INDEC: el número de turistas que partió desde los aeropuertos nacionales hacia Chile acusó una caída del 50%.

 

Y así como en el shopping Parque Arauco de Santiago no ocultan su preocupación por la ausencia de argentinos, en Mendoza se palpita un inusitado aluvión de visitantes desde el país trasandino, de la mano del feriado del 18 de septiembre en el que se conmemoran las Fiestas Patrias.

iprofesional