Tienen firmado convenios con las obras sociales de mayor demanda, Ioscor y Pami. Con la prestadora provincial suman el servicio de traslados gratuitos para pacientes del interior de Corrientes.

 

El Instituto de Cardiología de Corrientes anunció que cuenta con un equipo de última generación para realizar mamografías con un sistema de biopsia, esto está dentro de un nuevo sector pronto a inaugurarse: Unidad de Imágenes Mamarias. Si bien en la provincia hay centros de salud públicos como el Vidal y Llano que cuentan con mamógrafos, esta máquina incorporada hace dos meses al Cardiológico, permite también hacer una punción en caso de encontrar un nódulo.

Con este beneficio ya cuentan los pacientes de Ioscor y Pami y, estos últimos tendrán traslados gratuitos desde el interior provincial. A la vez, indicaron que aceptan todas las obras sociales y que el Ministerio de Salud Pública gestionará la atención para aquellos que no cuentan con alguna prestación médica, es decir, todos los pacientes que lo requieran tendrán acceso a un aparato de última tecnología.

“Esta incorporación está dentro de un nuevo emprendimiento que será la inauguración de la Unidad de Imágenes Mamarias. Lo que se viene después, será la ecografía. La unidad lleva la mamografía con el sistema de biopsia que es lo que tiene esta máquina más el servicio de ecografía. Acá teníamos sólo ecografías cardíacas y ahora pasa a ser ecografía en general”, dijo a El Litoral el médico de staff del Instituto y quien estará a cargo de este nuevo servicio, William Harvey.

Respecto al proyecto comentó que “estaba pensado hace mucho tiempo y ahora se pudo efectivizar” y que del mismo participó la Provincia, Funcacorr y el Cardiológico. “La mamografía era un requerimiento que ahora se pudo concretar, es una máquina que viene de Alemania que permite una mejorar calidad resolutiva. Además, tenemos un sistema que se acopla al aparato para hacer biopsia; si necesitamos hacerla, se monta y se toman las muestras para mandar a estudiarlas”, explicó el doctor.
“Esta máquina es digital directo, no lleva película, adentro tiene una patina con sensor digital. No es como la máquina fotográfica de antes que llevaba una película, este tiene un sensor digital y se hace de un disparo. Una vez que el paciente hace la mamografía y se descubre algo, se le programa un turno para luego hacer la biopsia. La máquina nos guía para dónde correr la aguja, dónde está el nódulo y se toma la muestra, no es una cirugía, si no con punción”, remarcó.

 

Respecto al acceso a esta tecnología, indicó que “todos podrán hacerse este estudio, porque se acepta todas las obras sociales y para quienes no tienen, se gestiona a través del Ministerio de Salud Pública”. “Hay muchos hospitales que cuentan con mamografía, pero no hacen de manera digital, esta nueva tecnología permite realizar cortes de imágenes para mayor información, se hace una tomosíntesis”, precisó el médico.

 

“Lamentablemente se conoce que han aumentado los casos de cáncer de mama en todo el mundo. Hay que tener presente que se puede hacer una detección precoz e inclusive curarlo, y la forma de hacerse el control es con el estudio clínico mamográfico luego de los 40 años, si tiene antecedentes familiares después de los 35 años. Estos monitores de alta definición se usan para dar mayor detalle que la película revelada, es impresionante la calidad que tienen”, expresó a este diario Harvey.
Si bien aún faltan obras por terminar en esta unidad, trabajos en el pasillo y sala de espera, ya realizaron 60 mamografías en dos meses. Esperan, a partir de esta fecha, sean 30 estudios por día lo que puedan realizar.

“Tenemos firmado un convenio con la obra social Pami y con Ioscor, es decir, ellos no van a tener que ir a autorizar los estudios, vienen y acá el sistema ya los autoriza. En el caso de los pacientes de Ioscor, lo que se sumó ayer (lunes) es que, los pacientes del interior tendrán el traslado gratuito”, precisó el médico.