John Jairo “Popeye” Velásquez Vásquez, ex sicario del narcotraficante reveló que el líder del cartel de Medellín lo tuvo en la mira al ex jugador cuando formó parte del club América de Cali.

John Jairo Velásquez Vásquez, más conocido como “Popeye” -el ex sicario que trabajó para Pablo Escobar- reveló que el narcotraficante colombiano pensó en asesinar al ex futbolista y actual entrenador Ricardo Gareca.

Según contó Popeye, en los 80 el cartel de Medellín tenía planeado un atentado contra los jugadores del América de Cali, club en el que jugo el “Tigre” Gareca, entre 1985 y 1989.

“Pablo Escobar tenía en cuenta a todos los jugadores de América de Cali, estábamos en guerra. Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira del Patrón. Sin embargo, no llegaron a él. Su amor por el fútbol lo salvó, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el cartel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”, relató el sicario.

El club era manejado desde las sombras por el cartel de Cali, liderado por los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, y es por ese motivo que el América estuvo siempre en la mira de Escobar.

Popeye, también confesó que el Patrón “secuestró a jugadores de Cali para que entregaran a los Rodríguez, y como no cooperaron mataron a la familia de Pedro Enrique Sarmiento, quien actualmente es un técnico exitoso, pero no ayudó”.

Durante el paso de Gareca por los “Diablos Rojos” de Cali, el club obtuvo los títulos nacionales de 1985 y 1986; y quedó al borde de la gloria en la Copa Libertadores. Además, fue subcampeón en tres ediciones consecutivas: 1985, 1986 y 1987.

 

fuente cadena3