Ayer, el personal del Grupo de Intervención Rápida intervino en una riña vecinal en el barrio Quilmes, en la que intentaron incendiar una vivienda.

Según indicaron, la gresca inició en las primeras horas de la mañana en dicho barrio, por causas que aún se desconocen. Preocupados por la situación, otros vecinos de la zona, que no fueron parte de la pelea, denunciaron el hecho a las autoridades policiales. Minutos después, los efectivos del GIR, junto con la ayuda de los policías de la Comisaría 12ª, intervinieron en el hecho, justo en el momento en el que intentaron incendiar una vivienda.
Como producto de la violenta riña, una mujer embarazada y un menor de edad fueron llevados a diversos centros de salud de la Capital.