El británico terminó cuarto en el GP azteca y logró su quinto título mundial. Superó al francés Alain Prost y alcanzó al piloto argentino que se consagró en 1951, 1954, 1955, 1956, 1957. La carrera fue ganada por el Red Bull de Max Verstappen, seguido por las Ferrari de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen