Fiel a sus raíces y a sus afectos, el último Día de la Madre Lourdes Sánchez viajó a Corrientes para disfrutar de la especial fecha con su mamá, Alicia. “Feliz día mamá. Te amo”, escribió la bailarina en Instagram, junto a una bella foto, en la que están abrazadas. 

Sin embargo, la participante de Bailando 2018 sorprendió al hablar de la delicada salud que tiene su progenitora: “Hace varios años le descubrieron un cáncer de mama, pero como lo agarró a tiempo, se curó. Cuestión que al tiempo le diagnosticaron diabetes en un grado bastante elevado. De tanto pincharse le tuvieron que poner una bomba de insulina en el cuerpo. La diabetes es una enfermedad silenciosa que te va deteriorando físicamente. Ella casi no ve. Vive con anteojos. La operaron, pero tuvo un problema en la retina y casi quedó ciega”, contó Lourdes en la revista Pronto sobre el estado de Alicia, quien el último tiempo afrontó, una vez más, otra dura noticia.

“Lo peor de todo es que este año le volvió el cáncer. Fue hace dos meses y fue un mazazo para toda la familia. Ella no sentía dolor, ni nada, simplemente se hizo una mamografía por rutina y le descubrieron nuevamente la enfermedad”, agregó la mujer del Chato Prada, siempre atenta a las necesidades de su mamá.

A su lado en las buenas y en las malas, Lourdes aprovechó la entrevista para expresar lo que significa Alicia en su vida: “Mi mamá siempre fue un pilar muy fundamental en mi vida, siempre fuimos muy amigas, muy compinches e híper compañeras. La admiro un montón y me afecta muchísimo lo que está viviendo. Vivo en una continua contradicción entre el disfrute, por el gran momento profesional que estoy viviendo, y la preocupación y la angustia por la enfermedad de mi mamá, que nos tiene a todos en la familia muy movilizados”.