Entre ambas localidades suman alrededor de 600 personas que se encuentran ubicadas en distintos centros de evacuados. Otra de las consecuencias es que en las últimas horas llovió en promedio de 400 milímetros. Autoridades destacan el trabajo de dragado en la zona.

Aún que­dan mu­chas fa­mi­lias eva­cua­das en la lo­ca­li­dad de San Luis del Pal­mar y de Pa­so de la Pa­tria. Las fuer­tes llu­vias de los úl­ti­mos dí­as pro­vo­có el des­bor­de de un arro­yo y gra­ves in­con­ve­nien­tes.

En las úl­ti­mas ho­ras, el pa­no­ra­ma me­jo­ró y tan­to los fun­cio­na­rios del Eje­cu­ti­vo de ese pun­to de la pro­vin­cia, co­mo así tam­bién los con­ce­ja­les de dis­tin­tas ban­ca­das coin­ci­die­ron que a di­fe­ren­cia de otras inun­da­cio­nes, en es­ta oca­sión el des­cen­so del agua es más di­ná­mi­ca.

“Cre­e­mos que el dra­ga­do que re­a­li­za el Go­bier­no pro­vin­cial es­tá dan­do sus re­sul­ta­dos”, di­jo el edil Elí­as Va­len­zue­la en co­mu­ni­ca­ción con épo­ca. En es­te sen­ti­do co­men­tó que hoy es­ta­rá el ti­tu­lar del Ins­ti­tu­to Co­rren­ti­no del Agua y del Am­bien­te (I­CA­A), Ma­rio Ru­ja­na, pa­ra ana­li­zar los fac­to­res que pro­vo­ca­ron el des­bor­de del arro­yo “Po­zo de la Pa­tria”.

Es­te es un arro­yo que di­vi­de al pue­blo. De­bi­do a la in­ten­si­dad de las úl­ti­mas llu­vias ge­ne­ró que la lo­ca­li­dad que­de por al­gu­nas ho­ras ba­jo agua.
Va­le re­cor­dar que só­lo el día sá­ba­do ca­ye­ron 245 mi­lí­me­tros (mm), mien­tras que las llu­vias que se re­gis­tra­ron an­tes del fin de se­ma­na pa­sa­do, fue­ron 150mm. Es de­cir, que en me­nos de sie­te dí­as, ese sec­tor cer­ca­no a la ca­pi­tal pro­vin­cial re­ci­bió ca­si 400mm de agua.

Tan­to el do­min­go co­mo ayer, el pa­no­ra­ma era un po­co más alen­ta­dor ya que co­men­zó a des­cen­der el ria­chue­lo. De los 4,20 me­tros que te­nía has­ta la no­che del do­min­go, ayer el re­gis­tro lle­ga­ba a los 4,15 me­tros. De no ha­ber nue­vas pre­ci­pi­ta­cio­nes, el pa­no­ra­ma me­jo­ra­rá no­ta­ble­men­te hoy.

Pe­se a es­ta si­tua­ción, son 300 las per­so­nas que si­guen en los cen­tros de eva­cua­dos de la lo­ca­li­dad de las “fi­bras fuer­tes”. Mien­tras que más de cien se en­cuen­tran au­to­e­va­cua­das.

epoca