Ladrones ingresaron a una galería ubicada a media cuadra de peatonal Junín. Rompieron puertas y robaron importante suma de dinero.

Dos ofi­ci­nas y una vi­vien­da ti­po de­par­ta­men­to, ubi­ca­das en una ga­le­ría del cen­tro de la ciu­dad de Co­rrien­tes, fue­ron vio­len­ta­das el fin de se­ma­na por ma­le­an­tes que sus­tra­je­ron di­ne­ro.

El de­li­to ocu­rrió en ca­lle Cór­do­ba al 800, en­tre 9 de Ju­lio y Pe­a­to­nal Ju­nín, en la que los la­dro­nes for­za­ron puer­tas, cau­sa­ron gran de­sor­den y fi­nal­men­te es­ca­pa­ron con una su­ma en efec­ti­vo.

Tal co­mo épo­ca lo an­ti­ci­pó en su edi­ción de ayer, el ca­so fue des­cu­bier­to el do­min­go a la no­che cuan­do la Po­li­cía re­ci­bió va­rios lla­ma­dos aler­tan­do so­bre aber­tu­ras con cla­ros sig­nos de da­ños.

En pre­sen­cia de una per­so­na en­car­ga­da de uno de los in­mue­bles, efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal Cuar­ta cons­ta­ta­ron que las puer­tas de una in­mo­bi­lia­ria, un es­tu­dio ju­rí­di­co y una vi­vien­da es­ta­ban con las ce­rra­du­ras for­za­das.

 

 

Ca­jo­nes abier­tos, pa­pe­les es­par­ci­dos y otros da­ños eran apre­cia­dos a sim­ple vis­ta. Tras ello, las per­so­nas dam­ni­fi­ca­das pre­ci­sa­ron la sus­trac­ción de dos can­ti­da­des de di­ne­ro.

Las sos­pe­chas in­di­can que la se­gui­di­lla de ilí­ci­tos ha­bría si­do co­me­ti­da en ho­ra­rio de la sies­ta de ese dí­a. Pri­me­ro, los in­tru­sos bur­la­ron una puer­ta de re­jas que da ha­cia la ca­lle, jus­to fren­te a una en­ti­dad ban­ca­ria que cuen­ta con cá­ma­ras de se­gu­ri­dad.

Des­pués ca­mi­na­ron ha­cia los fon­dos a tra­vés de un pa­si­llo que co­mu­ni­ca a dis­tin­tos lo­ca­les (tam­bién hay una pe­lu­que­rí­a).

Las ofi­ci­nas ata­ca­das fue­ron “las nú­me­ros 4 y 12”, ade­más de un de­par­ta­men­to en el que vi­vi­ría una mu­jer, se­gún pre­ci­sa­ron fuen­tes ofi­cia­les.

Pa­ra in­gre­sar a ca­da uno de esos lu­ga­res usa­ron ele­men­tos con­tun­den­tes, que po­drí­an ser una ba­rre­ta o bien des­tor­ni­lla­dor gran­de.

Lue­go de los tra­ba­jos de ins­pec­ción y pe­ri­cias fue ini­cia­da una cau­sa ca­ra­tu­la­da co­mo su­pues­to ro­bo.