Por Cintia Perazo

Emanuel vuelve cansado de un día laboral intenso. Se tira en el sillón de su living, se pone sus anteojos de realidad virtual y decide observar el mar de las tranquilas playas de Bora Bora. Se relaja y se convence: ese será el próximo destino que desea conocer.

Aunque esta escena parece futurista, ya es posible de realizar. Varias compañías y agencias de turismo online están aprovechando a la Realidad Virtual (RV) y la Realidad Aumentada (RA) para que sus clientes puedan elegir con mayor seguridad los hoteles y destinos que planean visitar.

 

Estas tecnologías ofrecen dos formas distintas de interactuar con la cámara del celular: la RV permite sumergirse en un ambiente totalmente recreado digitalmente; mientras que la RA conjuga elementos de la vida real que captura el teléfono con elementos virtuales.

 

“Según un estudio que realizamos, al 31% de los viajeros de todo el mundo le gusta tener un agente de turismo virtual en casa, que se active con la voz y que responda a todas sus dudas antes de viajar. Por otro lado, uno de cada cinco encuestados aseguró que quiere usar tecnologías como la realidad aumentada para familiarizarse con el destino antes de llegar”, revela Luiz Cegato, gerente de Comunicación y Relaciones Públicas de Booking.com para Latinoamérica.

 

En Almundo ya están utilizando esta tecnología. A través de la RV simulan un destino y lo comparan con otros, así el pasajero puede vivir la experiencia virtual e identificar fácilmente a dónde quiere viajar.

 

Por su parte, Despegar está estudiando el uso de estas herramientas en distintas instancias, con el fin de potenciar su servicio.

 

“Funcionalidades tales como dimensionar el tamaño de un equipaje de mano para saber si se debe o no despachar, o explorar un hotel o sus habitaciones y chequear virtualmente sus características son ejemplos en los que estamos trabajando para ver qué valor podrían aportar a los usuarios”, confiesa Leandro Malandrini, director de Product Management y UX de Despegar. Al tiempo que reconoce que son tecnologías interesantes para complementar una buena experiencia de viaje.

Tener la posibilidad de conocer digitalmente y de una forma más “real” un destino, una habitación en un hotel o cualquier componente del viaje podría ser muy útil en las decisiones que tienen que tomar los clientes.

 

“Estas tecnologías permiten ampliar esa investigación previa en una experiencia que involucre todos los sentidos, que se pueda vivir un ratito como si se estuviera en el lugar que se desea conocer”, dice Thomas Allier, CEO y cofundador de Viajala, a iProUP.

 

Además, el ejecutivo agrega que, si se integran estas herramientas en aeropuertos y aviones, los turistas pueden comenzar su aventura desde el momento en que dejan su casa.

 

“Y una vez que el viajero aterrizó, se puede mejorar su experiencia en hoteles, restaurantes y durante los recorridos por la ciudad a través de la interacción con mapas, menús y habitaciones inteligentes”, resume.

 

La transformación
Aunque en Viajala aún no están desarrollando aplicaciones inmersivas, Allier cree que seguramente las utilicen en un futuro cercano.

“Podríamos incorporar soluciones que les permitan elegir con mayor conocimiento sobre el vuelo y el destino, sumar gadgets (dispositivos) que hagan el viaje más ameno y también acompañar a ese viajero durante su estadía, interactuando con el destino y brindándole información útil cuando lo necesite”, asegura.

 

A pesar de que todos los entrevistados coinciden en que la RV y la RA aportarán valor al sector, el ejecutivo de Despegar no cree que transformen radicalmente a la industria en el corto y mediano plazo, como sí lo hicieron los smartphones o el machine learning (aprendizaje de máquinas) con el uso de algoritmos para mejorar la experiencia de búsqueda y elección de productos o destinos.

 

“Existen incluso algunas nuevas tendencias que podrían tener un mayor impacto en los próximos años, como VoiceAssistant”, considera ante la consulta de iProUP.

Al igual que Despegar, Booking.com también está invirtiendo en machine learning con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente.

 

“Ya les estamos ofreciendo una prueba piloto de ‘BookingAssistant’. Se trata de un chatbot de inteligencia artificial que brinda soporte para las reservas a través de una única interfaz de chat intuitiva. Ahora sólo está disponible en inglés, pero pronto se ampliará a otros idiomas”, señala Cegato.

 

Además el ejecutivo de Booking.com sostiene que la inteligencia artificial y la tecnología digital ya están cambiando la forma en que los usuarios buscan, reservan y disfrutan de sus viajes.

 

En base a estudios que realizó la compañía entre sus usuarios de todo el mundo, el 29% de los viajeros afirmó que se siente cómodo permitiendo que una computadora les organice su próximo viaje teniendo en cuenta su historial. Mientras que el 64% declaró que le gustaría utilizar realidad virtual para poder ‘probar’ antes de comprar.

 

El sector turístico promete continuar su crecimiento. El incremento del tiempo ocioso, sumado a que los millennials tienen mayor propensión a gastar más dinero en viajes que sus padres y abuelos, augura un excelente futuro.

 

Por otro lado, los nacidos y criados en la era de Internet exigen servicios más veloces, inmediatos y satisfactorios. Y es aquí donde las tecnologías innovadoras se transforman en un ingrediente fundamental para poder competir en esta industria.

 

Frente a este panorama, Despegar organizó un hackathon hace unas semanas.

“Nuestro equipo desarrolló una solución que permite, a través del escaneo de código de barras del DNI, un proceso de carga automático de los datos de pasajeros. De esta forma, usando la aplicación de Despegar, los clientes pueden agilizar el proceso de compra y prevenir errores en la carga de datos”, cuenta Malandrini.

 

Sobre el futuro de la tecnología en su empresa, el ejecutivo adelanta que persiguen un ambicioso objetivo: acortar el tiempo de las compras con tarjetas de crédito, sin la necesidad de tipear nada cuando ingresan los plásticos.

 

Otras tendencias que están pisando fuerte en este sector son la Inteligencia Artificial y una sus ramas: el machine learning.

 

“Desde que fundamos nuestra compañía utilizamos esta tecnología para hacer recomendaciones al viajero. Le sugerimos, por ejemplo, mover un día su fecha de salida si vemos que es significativamente más barato. O le indicamos las probabilidades que existen de que el precio del vuelo que está buscando aumenten o disminuyan en el futuro”, cuenta el cofundador de Viajala.

Por su parte, Cegato agrega: “Creemos que nunca hubo un mejor momento para estar en el centro de este sector tan dinámico. Seguiremos buscando y probando nuevas tecnologías para eliminar aún más la fricción de los viajes”.

Por último, el CEO de Viajala resalta: “La innovación tecnológica en esta industria recién empieza, pero hay muchos desafíos por delante para continuar su expansión”.

fuente iprofesional.com