Tras la puesta en vigencia de la ordenanza Nº 6667, la Comuna diagramó controles para que la misma se cumpla. En ese sentido, durante el fin de semana agentes de Tránsito recorrieron toda la línea costera para evitar la presencia de personas que se dedican a la actividad. Si bien fueron detectados varios trapitos, casi todos acataron la orden de retirarse del lugar cuando se les informó sobre la prohibición, sólo en un caso debió actuar la policía.

“Estamos trabajando para el cumplimiento de la ordenanza. Los agentes recorren la costanera desde la calle La Rioja hasta la avenida Juan Romero. Fueron detectados algunos trapitos y se procedió a pedirles que se retiraran, luego de informarles sobre la norma”, comentó, a NORTE de Corrientes, Ricardo García, titular de la Dirección de Tránsito. El funcionario comentó que en la mayoría de los casos los trapitos se retiraron del lugar sin inconvenientes; sin embargo, se registró un caso en el que se debió solicitar la asistencia policial.

 

“En todos los casos les decimos que está prohibida la actividad porque la ordenanza está vigente. Los agentes dialogaron con los trapitos que fueron detectados y con la mayoría no hubo problemas, pero uno de ellos hizo caso omiso y se tuvo que llamar a la policía”, agregó. Informaron -además- que los controles se extendieron hasta las zonas adyacentes, ya que ante la imposibilidad de ofrecer el cuidado del vehículo a cambio de dinero en las avenidas de la costanera, los trapitos se trasladaron hacia las calles laterales. Desde la Municipalidad informaron que en caso de ver situaciones de cobro ilegal por el “cuidado” de los vehículos, o ser víctimas de esta prácticas, los vecinos podrán dar aviso a la autoridad pertinente, policía turística, agentes de Tránsito y demás agentes municipales, o realizar la denuncia al número gratuito 0800-5555-6864. La ordenanza establece también la prohibición de cualquier tipo de cobro, fijo o voluntario, en las calles céntricas donde no funciona el sistema de estacionamiento medido.

 

TrÁnsito
Durante el fin de semana se realizaron otros controles en las zonas donde se llevan a cabo las fiestas de recepción. “No hubo problemas en las salidas de la recepciones. Al no venderse bebidas alcohólicas en las fiestas es difícil que se encuentren alcoholizados”, dijo el funcionario. Sin embargo, en otras zonas se registraron incumplimientos a las normas de tránsito, por lo que se procedió al retiro de los vehículos de la vía pública. Sólo en la zona de Cazadores Correntinos, en un turno (en el horario de 23.30 a 6) fueron secuestradas 98 motocicletas debido a que los conductores no tenía el casco protector. También dieron positivos cuatro test de alcoholemia a conductores de automóviles, por lo que se procedió en igual sentido.s