Un policía persiguió a delincuente hasta en el agua. Lo redujo. Formaría parte de una banda delictiva involucrada en robos y arrebatos.

Tras con­cre­tar or­de­nes de alla­na­mien­tos en ba­rrios ca­pi­ta­li­nos, la Po­li­cía se in­cau­tó de ele­men­tos ro­ba­dos y apre­hen­dió a tres sos­pe­cho­sos de per­te­ne­cer a una ban­da de­lic­ti­va que azo­ta­ba las in­me­dia­cio­nes de los ba­rrios Ara­zaty y San Be­ni­to en la ciu­dad ca­pi­tal. A uno de los de­mo­ra­dos lo per­si­guie­ron has­ta en el rí­o. A pe­sar de su “re­bel­dí­a” que­dó de­te­ni­do.

epoca