Sobre el río Paraná kilómetro 895, personal de Prefectura Naval Argentina (PNA) logró el decomiso de 300 litros de combustible que era transportado en dos embarcaciones de manera ilegal.


La maniobra fue detectada por una patrulla fluvial de la Fuerza, en la cual los uniformados observaron a un remolcador de bandera del vecino país paraguayo, disminuir bruscamente la velocidad de navegación para permitir el acercamiento de una embarcación deportiva a motor no identificada.

Y de este modo efectuaron el transbordo de dos tambores color rojo.

El ardid se registró entre las localidades correntinas de Esquina y Goya.

La patrulla de PNA se aproximó entonces a la embarcación más pequeña.

En ese momento intentó regresar a la costa pero los efectivos lograron interceptarla.

A su vez, PNA se comunicó con el capitán del remolcador y le ordenaron amarrar la nave.

Luego se la autorizó a navegar hasta proximidades de la ciudad de Goya con personal de la Fuerza a bordo.

Se verificó así que los tambores contenían un total de 300 litros de gasoil.

Se supo después que el conductor de la embarcación deportiva, sin nombre ni número de matrícula visibles, carecía de la documentación y los elementos de seguridad reglamentarios.

Tanto la mercadería como el medio de transporte fueron secuestrados por infracción al Código Aduanero.

Por otra parte se informó que iniciaron sumario administrativo contra el remolcador por infracción al título 8 del Régimen de la Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre, que trata sobre la prevención de la contaminación por parte de buques.

Cabe señalar que en el hecho intervino el Juzgado Federal de Goya, como así también la Fiscalía Federal de esa ciudad correntina y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) con asiento en esa localidad.

epoca