Se trata de Marcos Lugo, quien estuvo apenas ocho años preso como autor del homicidio del sargento Eduardo Kasibrodiuk. Su cómplice sería un joven responsable de arrebatos con violencia, de alias “Miguelochi”. Una hipótesis indica que lograron salir de la provincia.

El de­lin­cuen­te con­de­na­do por ase­si­nar a ba­la­zos a un efec­ti­vo de la Po­li­cía de Co­rrien­tes es uno de los dos sos­pe­cho­sos del cri­men de Lu­cas “Ruly” Sán­chez, el jo­ven de 21 años ba­le­a­do ha­ce dos se­ma­nas en la ca­pi­tal co­rren­ti­na cuan­do pre­ten­día es­ca­par de sus ata­can­tes.

epoca