Las altas temperaturas que se regis­tran, las cuales se extenderán por algunas semanas más, hacen propi­cia la proliferación del vector.