. En mayo, las ventas se precipitaron un 33,2% interanual, con picos que alcanzaron el 67 por ciento.

De esta manera, las estadísticas mostraron que en el acumulado del año las operaciones se derrumbaron 32,9 por ciento.

De acuerdo con un informe de GFK Argentina, la comercialización de notebooks, PC de escritorio y tablets se redujo un 41%; cámaras fotográficas, 36%; calefactores a gas, eléctricos y placas, 24%; pequeños electrodomésticos (licuadoras, microondas), 22%; y grandes electrodomésticos (heladeras, lavarropas, cocinas), 9,8%, entre otros segmentos.

La contracción en unidades, al comparar enero-mayo con los primeros cinco meses del 2018, alcanza el 44% para los productos de informática; y 25% en el caso de pequeños electrodomésticos, por citar dos ejemplos en el recesivo mercado local.

«Cabe aclarar que hasta mayo de 2018, se veía una tendencia general del país de recuperación, y la venta de tecnología y electrodomésticos no escapaban a tal tendencia. Además, 2018 fue un año mundialista, con lo que ello implica para la venta de televisores y con lo que dicho mercado influye en el mercado total. Además, en mayo de 2018 el Hot Sale fue muy fuerte, algo que no ocurrió en 2019», analiza GFK Argentina.