La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este jueves la emergencia internacional ante el brote del nuevo coronavirus en China.

«Nuestra mayor preocupación es la posibilidad de que el virus se propague a países con sistemas de salud más frágiles (…) No significa desconfianza con China» aseguró el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Primer contagio en Estados Unidos

Una mujer contagió a su marido con el nuevo coronavirus chino en el estado de Illinois, el primer caso de transmisión local registrado en Estados Unidos, anunciaron este jueves las autoridades sanitarias.

«La segunda persona en Illinois que dio positivo para el nuevo coronavirus es un habitante de Chicago», dijo Robert Redfield, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Su esposa sexagenaria había sido identificada como el primer caso confirmado del nuevo coronavirus en Illinois, tras viajar recientemente a Wuhan, la ciudad china de la que partió la epidemia, añadió Redfield.

Las autoridades federales y estatales aseguraron que el patógeno no se está expandiendo mucho en el país y que el riesgo medio para los estadounidenses se mantiene bajo.

Este último caso lleva a seis el número de casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos.

Hasta este jueves, había 7.700 casos confirmados en China, con al menos 170 muertos.

El virus se extendió desde la ciudad de Wuhan a través de China y a otros 15 países, con unos 60 casos en los demás países asiáticos, Europa, Norteamérica y Oriente Medio.

No se ha atribuido ninguna muerte al virus fuera de China por el momento.