El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, firmó este domingo el decreto 756/2020 que establece la extensión del aislamiento social preventivo obligatorio (ASPO) en las localidades críticas hasta el viernes 24 de julio, con medidas que podrán ser modificadas de acuerdo a la evolución de los contagios y la rapidez de la propagación del virus en el territorio chaqueño. Todo esto teniendo en cuenta, obviamente, la situación del coronavirus en la región.

Las medidas empezarán a regir este mismo lunes 29 de junio, en las localidades consideradas críticas, tales como Resistencia, Fontana, Barranqueras, Puerto Vilelas y Saenz Peña

Los indicadores que serán tenidos en cuenta para eventuales modificaciones son: días de duplicación de casos; tasa de contagios; R0; etapas de propagación según método BID, indicadores sintéticos de seguimiento y monitoreo de contactos estrechos y casos positivos confirmados, y la regulación que dicte la Cámara de Diputados respecto al receso administrativo, legislativo y judicial.

La circulación de personas estará permitida únicamente para quienes cuenten con el permiso provincial de Chaco por actividad exceptuada, o bien, para quienes hayan tramitado turnos para realizar alguna actividad o trámite puntual. Los turnos pueden gestionarse a través de la web turnos.chaco.gob.ar.

Además, continúa vigente el operativo “Volver a casa”. La solicitud de turnos puede realizarse mediante whatsapp enviando el mensaje @chaco volveracasa al número +5491162730000.

Por otro lado, en las localidades más afectadas por el virus mencionadas anteriormente se mantiene la suspensión de eventos culturales, sociales, deportivos, religiosos y aquellos que impliquen aglomeración de personas.

También continuarán las restricciones de ingreso y egreso a la provincia con control en los nueve puntos limítrofes provinciales, al tiempo que se prolonga el asueto administrativo con guardias mínimas, excluyéndose las áreas consideradas críticas o esenciales.