Mumtalakat Holding Company, fondo soberano de Bahréin tiene el 56% de la empresa y también es propietario del 44% del Banco Nacional de ese país asiático. Aparece ahora como principal candidato a concederle un préstamo

La crisis económica derivada de la pandemia del nuevo coronavirus está asfixiando a muchos equipos de la Fórmula 1. Sin embargo, el más complicado parece ser McLaren, que está atravesando una situación crítica y necesita urgentemente que la temporada vuelva a ponerse en marcha. Además del Covid-19, todas las malas decisiones tomadas en los últimos años (renunció a su suministrador de motores exclusivo, Honda, que además pagaba gran parte de las facturas) hacen que necesite de un rescate de sus socios bareiníes para poder seguir en la máxima categoría del automovilismo mundial después de haber hipotecado gran parte de su patrimonio.

McLaren ha realizado diferentes movimientos paliativos, pero la situación no parece estabilizarse y la firma británica tuvo que estudiar diferentes vías de financiación adicionales. Recientemente surgía en Gran Bretaña la noticia sobre una posible venta de un porcentaje para salvar la amenazante crisis de liquidez. Parte de la estrategia plantea la venta de activos inmobiliarios como la sede de Woking, que aportaría capital al desprenderse de la propiedad pero el equipo mantendría la posesión en régimen de leasing. Sin embargo, sus planes sufrieron un revés importante al ver cómo estos quedaban bloqueados por un grupo de inversores.