Rival de Boca Juniors en el certamen continental, la caída frente al Caracas de Venezuela llevó al entrenador a terminar su ciclo en el «Gumarelo». Ahora, la pelota quedó en manos de la dirigencia quien deberá aceptar o no su salida.

Crónica de una muerte anunciada para la relación de Ramón Ángel Díaz y Libertad de Paraguay. La derrota por 2 a 1 a manos del Caracas de Venezuela llevó al entrenador argentino a presentar su renuncia al frente del “Gumarelo” y ahora la pelota quedó en manos de la dirigencia de la entidad paraguaya que deberá decidir si se la acepta o no.

El presente futbolístico de Libertad, tanto en la Copa Libertadores como en el Campeonato local, no es el mismo que lo que mostró previo al parate por la pandemia de coronavirus.

En solo seis meses, pasó de comandar las acciones tanto en el torneo Apertura y el Grupo H de la Libertadores a ceder terreno y ahora es testigo de una potencial consagración de Cerro Porteño en el certamen local y ocupa el tercer peldaño de la zona, lo que lo eliminaría del campeonato internacional.

Cuando llegue a Asunción me voy a reunir con la dirigencia porque quiero hablar de algunas cosas”, había avisado el “Pelado” Díaz consumado el traspié. Y tras arribar a suelo paraguayo, el riojano comunicó su decisión, y la pasó testimonio a la CD.