Con la misión de aprovechar la importante brecha cambiaria existente entre el dólar solidario o turista y el blue, que orilla el 30% (lo que en la jerga se denomina “puré”), muchos ahorristas comenzaron a utilizar desde hace varias semanas el cupo de compra de billetes de terceros (o «coleros») para saltar el cepo y superar el tope de u$s200 permitidos por persona y por mes, propiciando movimientos transaccionales inusuales, a partir de los cuales varias entidades financieras comenzaron a bloquear cuentas electrónicas en moneda estadounidense.

“Nos vimos obligados a cerrar algunas cuentas por uso irregular y/o posible incumplimiento de las disposiciones establecidas por el BCRA que rigen el Mercado Único y Libre de Cambios, alcanzado por las sanciones de Ley del Régimen Penal Cambiario Nº 19.359 y sus modificatorias”, anunció en un comunicado hace unas semanas el banco digital Rebanking.

Por otra parte, fuentes de una entidad de primera línea admitieron a Ámbito que “se detectaron algunas cuentas con movimientos inusuales, ante lo cual por prevención se inhabilita el uso de canal electrónico”.

Luego, comentaron, se les solicita “documentación respaldatoria” que justifique los movimientos para rehabilitar el uso digital de las mismas.

Más allá de la inhibición de las cuentas electrónicas, entidades consultadas aclararon que el dinero que existe en ellas está disponible al 100% sólo por caja en forma presencial. “Pueden sin ninguna restricción ir por caja en cualquier sucursal, sin turno, y extraer lo que necesitan”, afirmaron. En algunas entidades también se permite la extracción de dólares a través de cajeros automáticos.