una fa­mi­lia del ca­pi­ta­li­no ba­rrio Nues­tra Se­ño­ra de Gua­da­lu­pe fue dam­ni­fi­ca­da por el ro­bo co­me­ti­do en su vi­vien­da. Du­ran­te la au­sen­cia de va­rias ho­ras, la­dro­nes apro­ve­cha­ron pa­ra in­gre­sar, for­zan­do aber­tu­ras, pa­ra sus­tra­er di­ver­sos bie­nes.

Una im­por­tan­te su­ma de di­ne­ro, en pe­sos co­mo en dó­la­res, te­lé­fo­nos ce­lu­la­res, una ta­blet y al­ha­jas va­rias ca­ye­ron en ma­nos de los de­lin­cuen­tes.

El ilí­ci­to ocu­rrió en un do­mi­ci­lio de ca­lle Mer­ce­da­ria. Fue en el lap­so com­pren­di­do en­tre las 8, cuan­do sa­lie­ron los due­ños de ca­sa, y las 21, ho­ra­rio del re­gre­so.

Pa­ra ac­ce­der al in­mue­ble, los au­to­res del ro­bo vio­len­ta­ron tan­to una ven­ta­na (a la que rom­pie­ron una re­ja y el vi­dria­do) co­mo una puer­ta. Aden­tro oca­sio­nar des­pa­rra­mos.
La Po­li­cía fue in­me­dia­ta­men­te aler­ta­da de lo su­ce­di­do e in­ter­vi­nie­ron au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal De­ci­mo­quin­ta, don­de que­dó asen­ta­da la de­nun­cia.
Al res­pec­to no ha­bía de­te­ni­dos o sos­pe­cho­sos y se es­pe­ran re­sul­ta­dos de una in­ves­ti­ga­ción.