El jefe de Gabinete destacó la demostración del sábado, a pesar de las restricciones propias de la pandemia, y que el mensaje del presidente «no es de odio» sino una convocatoria «al diálogo político».

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó el shock de energía popular» que significó este sábado el acto de celebración del Día de la Lealtad, a pesar de las restricciones a la movilidad que impuso la pandemia de coronavirus, y ponderó el mensaje del presidente Alberto Fernández, lejos del “odio” y con una convocatoria “al diálogo político”.

«Necesitábamos un shock de energía popular no como Gobierno, como movimiento político”, señaló Cafiero, luego de remarcar “la diversidad dentro del Frente de Todos”, en una muestra que dejó “totalmente desacreditadas” las versiones sobre divisiones internas del espacio político que encarna la coalición oficialista.

Seguir convocando al diálogo

Cafiero resaltó que, si bien el mensaje del presidente “fue bien direccionado al pueblo peronista” a su vez “dijo que vamos a seguir convocando al diálogo político”.

“Lejos de alentar sectarismos, el discurso del presidente es que nos vamos a seguir abriendo. Nuestro mensaje no es de odio, puntualizó en una evaluación de la jornada en la que se celebró el 75° aniversario del 17 de octubre de 1945.

Asimismo, puso de manifiesto la decisión de “cuidar la salud” evitando las clásicas manifestaciones masivas y convocando a una conmemoración virtual en medio de las restricciones por la pandemia de coronavirus.