CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

Una familia necesitó en septiembre $47.216 para no ser pobre.

Los gastos de la canasta básica total aumentaron el mes pasado 3,8%, un punto porcentual más que la inflación general, en tanto los de indigencia subieron 3,4%, según el INDEC.

Una familia de cuatro integrantes propietaria de la vivienda que habita necesitó en septiembre $47.216 para no caer en la pobreza y $19.430 para no estar en condiciones de indigencia, de acuerdo con el informe dado a conocer este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Los gastos de la Canasta Básica Total (CBT) y la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que marcan respectivamente los límites de la pobreza y la indigencia tuvieron el mes pasado incrementos superiores al 2,8% de inflación general, debido al mayor peso de los alimentos en la composición del índice de precios al consumidor.

En ese sentido, la canasta de pobreza tuvo un incremento mensual del 3,8% e interanual del 35,7%, en tanto la de indigencia subió 3,4% en relación con los niveles de agosto y 39,6% en los últimos doce meses.

Tanto en la medición de la pobreza como en la de indigencia, el INDEC no computa gastos de alquiler de vivienda, que si fueran incluidos elevarían el nivel de las canastas.

El informe del organismo estadístico se da a conocer días después de que el Consejo del Salario Minimo, Vital y Móvil dispusiera un aumento del 28% para ese haber, que en marzo del año que viene alcanzará a $ 21.600, menos de la mitad de la canasta de pobreza para una familia tipo en septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.