CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

Boca no encontró espacios y apenas empató con el Halcón

En un partido bastante aburrido, Boca Juniors y Defensa y Justicia igualaron 0-0. Hubo pocas llegadas de los dos y el empate no estuvo mal.

Boca Juniors no le encontró la vuelta a ese buen equipo que es Defensa y Justicia y aunque mantuvo el invicto de la era Battaglia, debió conformarse con sumar apenas un punto al igualar sin goles con los de Florencio Varela en La Bombonera.

En un encuentro de alternativas cambiantes, el Xeneize no tuvo la movilidad ni la precisión que venía mostrando en las últimas jornadas y no pudo quebrar a un equipo que defendió bien, con un buen trabajo principalmente de Adonis Frías en el fondo.

Para colmo de males, los cambios introducidos por su entrenador esta vez no dieron resultado. O más bien dieron resultados negativos, ya que cuando sacó a Aaron Molinas Boca perdió la pelota y el partido quedó abierto para cualquiera de los dos de ahí hasta el cierre.

Alejado de la punta, a Boca no le queda otra que seguir sumando para clasificar a la Copa Libertadores -si es que no lo logra en la Copa Argentina- y tendrá una buena posibilidad de hacerlo cuando visite a Atlético Tucumán el próximo sábado por la noche en la que será su próxima presentación en el certamen.

Se alternaron el dominio en los 45 minutos iniciales y si bien fue Boca el que mantuvo por más tiempo la hegemonía, los dos equipos tuvieron chances claras como para abrir el marcador.

Arrancó mejor Defensa, presionando bien arriba, con Rodrigo Contreras manejando los ataques y Walter Bou retrasándose un poco y juntándose con Francisco Pizzini. Fueron cinco minutos en los que el Halcón insinuó más, pero se quedó en amagues.

Entonces, por 25 minutos todo fue del Xeneize, que manejó la pelota, pero no tuvo la movilidad que había mostrado en varios pasajes del segundo tiempo del partido frente a Rosario Central. No estuvo tan preciso Ramírez, a Sández le costó desequilibrar por izquierda y lanzar centros venenosos y lo mejor llegó por derecha, las pocas veces que Aaron Molinas se tiró hacia ese lado y se juntó con Marcelo Weigandt.

Ese dominio casi da sus frutos sobre los 22 minutos cuando un centro de Molinas fue cabeceado por Briasco, pero su envío se fue besando el ángulo cuando Ezequiel Unsain no tenía nada que hacer. Fue la única acción clara en una media hora inicial en la que Boca no lo hizo mal hasta el área, pero le faltó un poco más de peso de ahí en adelante.

En los quince finales Defensa y Justicia volvió a animarse y tuvo un par de oportunidades claras. A los 34 lo tuvo Bou, tras una serie de rebotes, pero no pudo definir con precisión. Y un minuto más tarde fue Pizzini el que sacó un derechazo que se desvió en un adversario y pegó en el poste para luego irse al córner.

Boca pasó de dominador a dominado, pero fueron poco más de cinco minutos. En el final repuntó el equipo de Sebastián Battaglia, con mayor participación de Ramírez. Y justamente de un centro del ex San Lorenzo nació la posibilidad más clara sobre los 45 cuando Vázquez cabeceó cruzado al piso y la pelota tras golpear el césped se estrelló en el palo.

En el inicio de la parte complementaria, Defensa se replegó, le cerró lo espacios a Boca y apostó al contragolpe. Y durante el primer cuarto de hora la receta empleada por Beccacece le dio resultado, porque a Boca le costó llegar y se repitió en centros. Y a la vez dejó espacios para el contragolpe rival.

Y sobre los 15 estuvo muy cerca Merentiel, quien ingresó en la segunda mitad y complicó con su velocidad, pero su disparo dio en el cuerpo de Agustín Rossi y se fue al córner.

Con la inexplicable salida de Aaron Molinas, Boca perdió el control de la pelota. Ramírez nunca se hizo dueño del mediocampo, Pavón no tuvo muchos espacios para explotar su pique y Fabra, extrañamente, subió poco. El equipo quedó partido y expuesto. Se pareció bastante al de los tiempos de Russo.

Todo quedó resumido a una apuesta a un centro que pudiera conectar Vázquez, primero, u Orsini, en el último cuarto de hora. En uno de esos tantos centros al área lo tuvo Medina, pero no le pudo dar bien, su remate lo desvió Unsain y se fue al córner.

Hasta el final el resultado fue incierto. Es más, Defensa finalizó un partido cambiante insinuando algo más. No pudo ratificar ese dominó en el arco rival, como tampoco pudo hacerlo Boca -Orsini tuvo una clara en el cierre, pero no pudo quebrar la resistencia de Unsain-. Y el encuentro se extinguió con el marcador en blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.