El Scratch, último campeón de la Copa América, mostró todo su potencial ante el convulsionado equipo boliviano: le ganó 5-0.

En el Arena Corinthians de San Pablo hubo un solo equipo desde el arranque y eso quedó reflejado en el marcador: Brasil cacheteó a Bolivia con un 5-0 en el debut de las Eliminatorias Sudamericanas para ambas selecciones.

Antes del minuto de juego, el dueño de casa ya había avisado con un desborde por izquierda de Renan Lodi y un centro pasado que tras un roce del arquero Carlos Lampe encontró a Everton en soledad. Sin embargo, el ex Gremio acomodó mal el pie y falló ante un arco vacío. Segundos más tarde, Marquinhos cabeceó en el punto penal y su envío rozó el poste.

La apertura del marcador llegó a los 15 minutos, con un centro desde la derecha de Danilo a la salida de un córner que encontró nuevamente solo a Marquinhos en el corazón del área para meter un frentazo letal que traspasó la resistencia del ex Boca Lampe.

Cuando el reloj marcó la media hora de juegola distancia se evidenció más en el marcador tras una pared de Lodi y Neymar por el carril izquierdo. El lateral llegó al fondo y sacó un centro rasante que encontró una endeble respuesta de Lampe y el ingreso de Firmino para el 2-0.

La tendencia en el complemento fue similar. Apenas iban unos escasos segundos cuando los de Tite abultaron el tanteador. Fue Neymar el que avanzó por el sector izquierdo obligando a retroceder a toda la línea defensiva boliviana. Con inteligencia, el 10 llegó al vértice del área y sacó una daga de zurda letal para que Roberto Firmino la gane la posición a Juan Gabriel Valverde y defina con displicencia para el tercero.

Pero si algo le faltaba a este contexto completamente desfavorable de Bolivia era el gol en contra de José Carrasco. Philippe Coutinho armó una jugada fenomenal por la derecha, tiró un centro que pegó en el pecho del defensor y terminó en el arco propio.

El duelo estaba sentenciado desde el primer tiempo, pero Brasil no levantó el pie del acelerador. El quinto fue una combinación entre Ney y Coutinho: el del PSG llegó hasta el fondo por izquierda, levantó la cabeza y vio al del Barcelona, que entró a toda velocidad y metió un cabezazo casi abajo del arco para el quinto.

Cabe destacar que los brasileños no pierden un partido de manera oficial desde los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018 ante Bélgica por 2 a 1. Un detalle no menor: Bolivia llegó a este partido en medio de disputas políticas de su federación que decantaron en la negativa de algunos clubes para ceder a los jugadores.

En la próxima jornada, Brasil visitará a Perú, mientras que Bolivia recibirá a Argentina. Ambos encuentros se disputarán el próximo martes 13 de octubre.