20 abril, 2024

Godoy Cruz amargó a Racing en Avellaneda

Godoy Cruz le ganó a Racing y terminó con su buena racha. El equipo mendocino estiró la ventaja y será el único puntero de su zona al menos por una fecha más.

Godoy Cruz consiguió tres puntos de oro ante Racing en Avellaneda y estiró la diferencia en la Zona B de la Copa de La Liga Profesional. Y si de proyecto se habla el de Daniel Oldrá en el Tomba es cosa seria: es líder, invicto y aún no le convirtieron. Los de Gustavo Costas volvieron a la derrota luego de dos fechas de gran juego y poder ofensivo.

El transcurso del partido fue parecido en casi los 90 minutos. ¿Por qué casi? Porque la Academia dominó en la mayor parte del juego y tuvo las mejores ocasiones, pero cuando el encuentro entró en tierra de nadie, al Tomba le bastaron cinco minutos para marcar dos goles y llevarse un triunfazo ante un equipo que venía de golear a Newell’s en Rosario y a San Lorenzo en su estadio.

Y Godoy Cruz va. Con sus armas, con su juego es el puntero de su zona y dio un golpe arriba de la mesa en el Cilindro. Con actuaciones sobresalientes como las de Tomás Conechny y Tomas Badaloni, quien marcó un doblete en una ráfaga de minutos. Casi, sin notarse las grandes bajas como las de Hernán López Muñoz y Tomás Pozzo ambos lesionados.

La primera parte fue toda de los de Costa. Tuvo dos claras para marcar, la primera en los pies de Juan Fernando Quintero que encontró respuesta efectiva en Franco Petroli; la otra a través de Bruno Zuculini, quien venía con confianza tras marcarle un golazo a Newells, pero esta vez estrelló el balón en el travesaño.

El complemento siguió en la misma línea: Solari y Salas se perdieron el gol en la misma jugada. Racing era más que su rival, aunque no podía concretar. Pero cuando el partido se planchó y entró en una meseta, apareció un cabezo perfecto de Tomás Badaloni, cambiando la pelota de palo, para dejar pagando a Arias y poner el 1 a 0 para los suyos.

Solo cinco minutos habían pasado y el local parecía estar en estado de shock. Entonces, los mendocinos aprovecharon el momento. Racing marcó muy mal en una pelota parada y Badaloni quedó solo y con una especie de volea marcó el segundo para sellar un triunfazo.

Baldazo de agua fría para los de Costas que en la próxima visitarán a su clásico rival, Independiente, que mañana juega ante Instituto. Deberán hacer borrón y cuenta nueva. Por su parte, Godoy Cruz hará lo propio ante La Gloria en Alta Córdoba con el lujo de que en esta fecha nadie lo podrá alcanzar ya que le sacó cuatro puntos a Newells, su más inmediato perseguidor.