A los 23 años y en su debut oficial en el cuadro principal del Abierto francés, la argentina no pudo seguir haciendo historia. La polaca se impuso por 6-2 y 6-1.

Iga Swiatek fue la encargada de ponerle punto final al sueño de Nadia Podoroska en Roland Garros, al caer en semifinales por 6-2 y 6-1(se jugó en el court central Philippe-Chatrier).

Aunque tuvo una chance de quebrar al inicio del encuentro (0-40 a su favor), la polaca logró dar vuelta el marcador y, desde ese momento, dominó prácticamente a la argentina durante todo el set. 37 minutos de juego le bastaron a la número 54 del mundo para quedarse con la primera manga por 6-2. Una de las claves pasó por el alto porcentaje en puntos ganados por Świątek en el primer (70 por ciento) y segundo (73) servicio.

El segundo set comenzó como una especie de continuidad de lo acontecido al inicio del juego. La polaca se mantuvo inquebrantable y quebró los dos primeros servicios de Podoroska. La actual número 131 del mundo -tras desperdiciar varias breaks- se recuperó en el siguiente game. Sin embargo, esto fue un espejismo dentro del encuentro. Iga nuevamente tomó las riendas del juego y quebró nuevamente el servicio de Nadia para finalmente imponerse por 6-2 (duró 35 minutos).

Vale mencionar que la joven europea es una de las máximas sorpresas del torneo a sus 19 años. Ubicada en el puesto 54 del ranking WTA, ya se aseguró meterse entre las Top 30 tras convertirse en una de las cuatro mejores en Francia y llegó hasta este partido con un dato estadístico que marca su nivel: no perdió ningún set en el torneo y apenas cedió 20 games en sus cinco partidos. En su trayecto previo, sacó a dos candidatas como Marketa Vondrousova (19° del mundo) y Simona Halep (2° del ranking). De esta manera, se convirtió en la primera tenista polaca en acceder a la final del Abierto Francés.

Nadia, que antes del inicio de este certamen se ubicaba en el puesto 131° del mundo, hizo un torneo de ensueño, al superar la qualy para llegar al main draw, lo que le permitió convertirse en la primera representante albiceleste en el cuadro principal en los últimos seis años. Un dato que pudo haber influido en su desempeño: desde aquel 22 de septiembre en el que debutó contra la polaca Magdalena Frech (6-2 y 6-2) en la clasificación, acumuló ocho partidos en 16 días para firmar su boleto a las semifinales.

De todos modos, su actuación en el Grand Slam es histórica. Sólo había disputado un cuadro principal en este tipo de certámenes en su carrera: perdió en el debut del US Open 2016 ante Anett Kontaveit. Su presentación en el Abierto de Francia ya le cambió la carrera: se aseguró ser Top 40 del Ranking el próximo lunes y hasta el momento acumuló 425.250 euros en premios, más de lo que había cosechado en toda su carrera como profesional..