CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

River venció a Arsenal con lo justo y no se baja de la pelea

Con un gol en contra de Emiliano Méndez, River ganó 1-0 en el Monumental y quedó como escolta a dos puntos del líder Talleres.

Otro desahogo furibundo para River. Cuando parecía que las cosas no le salían, que Arsenal se llevaba un punto de oro para Sarandí y que el plan de Damonte se cumplía a la perfección, el Millonario pudo destrabar un partido muy cerrado a falta de 15 minutos para el final y se quedó con una victoria que lo deja en el segundo lugar de la tabla de posiciones con 24 puntos.

El que tuvo la llave para desbloquear el marcador fue Emiliano Méndez, el defensor del conjunto del Viaducto que la metió en su propio arco justo cuando su equipo se había quedado con diez jugadores en campo por la lesión de Jorge Ortiz, que no pudo ser reemplazado porque Israel Damonte agotó las tres ventanas

En una de las pocas arremetidas de Angileri por la banda izquierda, el mendocino recibió de Matías Suárez -clave para romper líneas- tiró el centro y el defensor de la visita la mandó adentro al querer evitar el toque de Agustín Palavecino, que esperaba debajo del arco con el grito servido.

Desde la hora del arranque la idea de River fue conquistar metros en territorio Rival y arrinconar a Arsenal con una fisonomía netamente ofensiva. Con el dominio de la pelota como estandarte y el arco de Alejandro Medina como objetivo, el equipo de Marcelo Gallardo dio sus primeros dos avisos antes de los diez minutos.

El primero en probar desde afuera fue Agustín Palavecino, que recibió de Enzo Pérez en la zona de tres cuartos y desenfundó un disparo que se fue desviado. Después de esa premisa, llegó la más clara hasta el momento: el Millonario engendró una jugada colectiva desde un tiro de esquina, la hizo circular de banda a banda y la terminó Álvarez con un disparo a colocar que Benavidez despejó en la línea con un frentazo.

Con Santiago Simón (jugando sorpresivamente de lateral derecho) y Angileri punzantes por los carriles, sumado a la profundidad de sus rines, Rollheiser y Carrascal, más De La Cruz como enlace con Julián Álvarez, el conjunto de Núñez atosigó a los dirigidos por Israel Damonte.

La estrategia del entrenador del elenco del Viaducto fue impedir que el dueño de casa lo lastime en los metros finales, por eso dispuso un bloque defensivo sólido en el fondo y obligó a River a generar peligro solo con disparos de media distancia. Y así fueron todos los intentos del local, porque la fórmula elegida por el DT se cumplió a la perfección durante el primer tiempo. A diez del final, Angileri estuvo cerca otra vez, pero el travesaño le dijo que no.

El complemento fue un punto y seguido al desarrollo del primer periodo. La Banda ejerció la circulación del cuero, insistió con ser punzante, pero el muro de Arsenal se mantuvo intacto hasta la media hora. Sobre el final pudo haber estirado la ventaja con un tanto de Enzo Fernández. Sin embargo, el línea cobró un off side inexistente e impidió que el Millo se quede con un resultado más abultado.

Consiguió un triunfo fundamental River para seguir en la pelea por el único objetivo que le queda en este semestre. Y lo hizo sin bajar los brazos, con autoridad y, por momentos, con más impulso que ideas. El cerrojo que planteó Damonte fue determinante para minimizar la intensidad de los del Muñeco, pero la intensidad de los riverplatenses pudo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.