22 julio, 2024

Tropezón de Boca en Sarandí: con uno más, Arsenal lo ganó «de taquito»

Joaquín Pombo metió un taco de espaldas al arco y anotó el único tanto del partido a los 24 minutos. Nicolás Figal salió lesionado. Expulsado Marcelo Weigandt.

Arsenal de Sarandí derrotó 1-0 a Boca Juniors en el estadio Julio Humberto Grondona, por la decimonovena fecha de la Liga Profesional. Joaquín Pombo, con un tacazo a los 24 minutos del primer tiempo, marcó el tanto del equipo del Viaducto. Para el Xeneize fue una jornada de malas noticias: Nicolás Figal salió lesionado a la media hora y Marcelo Weigandt vio la roja en el inicio del complemento.

La propuesta táctica de Arsenal se impuso en la batalla y el encuentro fue manejado por el conjunto de Federico Vilar, que minimizó el intimidante doble nueve con el que salió Boca al Viaducto, cerrando los circuitos y actuando como tiempista para marcar el paso del trámite. Y el Xeneize fue dando pasos hacia atrás en el partido. Primero porque se quedó sin Nicolás Figal -lesionado- cuando el equipo asimilaba el golpe del primer gol y luego, por la inferioridad numérica con la que encaró casi todo el complemento tras la expulsión de Marcelo Weigandt.

Desde el juego, el club de Brandsen 805 acompañó este contexto desfavorable. Le costó hacer pie. Se mostró inconexo. El DT, casi metido en la cancha dando indicaciones desesperadas, fue la imagen que reflejó el desconcierto estratégico del equipo dentro del campo. Recién en el segundo periodo, producto de su urgencia, se acercó más al empate.

Arsenal, sin muchos recursos, pero utilizando el poco material de manera eficaz, cantó el grito sagrado en su primer avance peligroso. A los 24 minutos, momento en que los hinchas homenajeaban al recordado volante de Arsenal Javier Yacuzzi, fallecido el lunes, que usaba ese número en su camiseta, Joaquín Pombo metió un tacazo espectacular: de espaldas, tras un cabezazo en el tumulto que dejó el cuero flotando en el área después de un tiro de esquina, el defensor se las ingenió para pegarle con la parte de atrás del botín y estampar el 1-0.

La dupla Benedetto-Merentiel recién se encontró sobre el cierre del primer capítulo. Después de una pared, la Bestia quedó de frente al arco, pero su remate lo frenó Alejandro Medina bien ubicado en el centro. Al volver del descanso, Marcelo Weigandt fue con la pierna arriba e impactó la cara de Joaquín Pombo, que fue con la cabeza abajo. Leandro Rey Hilfer lo expulsó luego de la revisión del VAR en una sanción, como mínimo, discutible.

Boca, a pesar de jugar con diez, lo buscó hasta el final. Arrinconó al Arse en varias ocasiones. Casi todo el segundo tiempo se jugó en terreno local. Villa, con dos tiros libres, estuvo cerca, pero Medina se convirtió en figura y el dueño de casa lo aguantó hasta quedarse con los tres puntos.

Boca venía bien, de tres triunfos en fila, pero tropezó en Sarandí ante un Arsenal que sigue complicado en la zona de descenso, pero en este campeonato se dio el gusto de ganarle a los dos clubes más importantes del país (a River, a domicilio) y nadie le quita lo bailado. El Xeneize buscará recuperarse en la Copa