El dólar blue avanzó cuatro pesos y sumó un alza de 127% en 2020. El dólar bursátil se negocia a $168, después de haber anotado un máximo de $172.

El dólar oficial cedió este jueves un centavo en el mercado mayorista. Si bien fue una baja ínfima, no ocurría desde el pasado 18 de febrero. En contraste regresó la firme presión al alza para los dólares paralelos, que volvieron a anotar nuevos máximos.

El billete interbancario cerró ofrecido a 77,47 pesos. En el transcurso de 2020, el dólar oficial asciende un 29%, unos seis puntos por encima de la inflación, que según informó el INDEC, acumuló un 22,3% entre enero y septiembre de este año.

El monto operado en el segmento de contado (spot) se incrementó a USD 260,6 millones, desde los poco más de USD 175 millones del miércoles.

“La actividad oficial acotó el movimiento de los precios en otra rueda donde la demanda prevaleció sobre la oferta genuina”, afirmó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. El Banco Central habría vendido unos USD 50 millones en la rueda, según estimaciones privadas.

La tensión cambiaria se evidenció en las cotizaciones alternativas. Con un dólar libre que se subió cuatro pesos y alcanzó un nuevo récord de $171 para la venta, y un contado con liquidación del orden de los $168, la brecha cambiaria se mantiene en un rango no visto desde 1989, ahora en 120,7% entre el blue y el oficial mayorista.

Research for Traders indicó que los dólares financieros testearon un nuevo nivel récord “en un contexto de elevada incertidumbre y desconfianza de los inversores en medio de las dudas sobre el futuro de la economía, y frente al malestar por las restricciones cambiarias implementadas semanas atrás”.

Portfolio Personal Inversiones aportó que “la dinámica cambiaria, por su parte, no ha logrado revertirse con una brecha que se mantiene en niveles muy elevados y perjudiciales para la economía local. Aún con las restricciones impuestas a mediados de septiembre, y los pequeños incentivos que llegaron una semana después, el BCRA continúa desprendiéndose de reservas para mantener el nivel del tipo de cambio».

“La escasa y limitada cantidad de reservas líquidas por parte de la entidad rectora le quita poder de fuego para impresionar al mercado con ventas masivas, lo que hace que sus apariciones sean más acotadas y menos punzantes”, consideró Carlos Risso, director del portal especializado La City por Dentro.

La desconfianza que impera en el sistema financiero tiene su expresión en la salida de depósitos en dólares del sector privado. Las colocaciones en efectivo siguen cayendo, aunque con menor intensidad. El 9 de octubre – último dato oficial- se vio una salida de depósitos de USD 89 millones, acumulando desde el anuncio del mega-cepo del 15 de septiembre retiros por 1.829 millones de dólares.

La desconfianza que impera en el sistema financiero tiene su expresión en la salida de depósitos en dólares del sector privado. Las colocaciones en efectivo siguen cayendo, aunque con menor intensidad. El 9 de octubre – último dato oficial- se vio una salida de depósitos de USD 89 millones, acumulando desde el anuncio del mega-cepo del 15 de septiembre retiros por 1.829 millones de dólares.