27 febrero, 2024

Gremio del neumático cerró súper paritaria de 127%: cuánta plata recibirán como sueldo básico

El SUTNA cerró un aumento de casi el 127% que podría ser superior cuando se sumen la inflación de mayo y junio. Sigue la negociación en Bridgestone

Mientras continúa el conflicto en Bridgestone, la conducción del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) se apuntó otro logro al abrochar una paritaria anual correspondiente al período julio 2022 a junio 2023 con un aumento del 127 por ciento de piso que, inclusive, podría ser mayor. Si bien la realidad salarial de las tres grandes empresas de la actividad es diferente, podemos decir que con esta mejora el salario inicial de bolsillo rondará los 340.000 pesos sin ningún tipo de adicional.

En septiembre del año pasado, y tras una prolongada disputa que incluyó medidas de fuerza de todo tipo y un duro enfrentamiento con los directivos de Fate, Pirelli y Bridgestone, el gremio logró firmar un aumento donde no solo se pautaban los porcentajes, sino que además se incluyó una cláusula gatillo atada a la inflación.

El secretario general del SUTNA, Alejandro Crespo, expresó que «esta medida nos permite sostener el poder adquisitivo de los trabajadores frente a la suba de precios que el Gobierno no logra contener» y remarcó que «nosotros no somos los generadores de la inflación, por eso no debemos hacernos cargo sino reclamar lo que es justo, que es no perder frente al costo de vida».

Aumento, bono y cláusula gatillo

La primera parte del acuerdo consistió en porcentajes acumulables de un 63 por ciento de incremento más un bono de 100.000 pesos para todo el personal de Fate, Pirelli y Bridgestone. A esto se le incorporó una cláusula donde se estableció que las subas de los salarios para los trabajadores del sector de neumáticos debían quedar 10 puntos por encima de la inflación del período.

Por eso, la paritaria anual llega al 126,9 por ciento, que podría ser mayor, teniendo en cuenta que resta saber de cuánto será la inflación en mayo y junio para trasladarla a la ecuación final. De este modo, el SUTNA no se ve obligado a entrar en las negociaciones trimestrales, tal como marca la tendencia actual.

Crespo remarcó que «en junio vamos a comenzar a hablar para replicar este acuerdo que, si se sostiene, nos permitiría tener cierta previsibilidad y acompañar este duro proceso inflacionario» y advirtió que «esperamos que se sostenga este nivel de negociación sin que nos empujen a un conflicto como el del año pasado».