El porcentaje equivale a unos 2,1 millones de trabajadores en el área urbana que entre abril y junio estaban desempleados sobre una población total de 41,2 millones de personas.

La desocupación en el segundo trimestre fue de 13,1%, la más alta de los últimos 16 añosinformó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La tasa de desempleo subió casi tres puntos porcentuales respecto del período enero-marzo, cuando había alcanzado el 10,4 por ciento.

La pandemia y la implementación de la cuarentena golpearon con fuerza en el empleo, pese a que el Gobierno impuso límites a los despidos y se intentó amortiguarlos, mediante acuerdos entre empresarios y sindicatos, para permitir suspensiones con rebajas del 25% en los salarios nominales.

Según informó el INDEC, la cifra equivale a unos 2,1 millones de trabajadores en el área urbana que entre abril y junio estaban desempleados sobre una población total de 41,2 millones de personas. Con respecto al primer trimestre, había a junio casi 66.000 personas más que se quedaron sin trabajo.

Los aglomerados urbanos más golpeados por el desempleo según el nuevo informe son Mar del Plata con 26%; Río Grande (Tierra del Fuego) con 22% y Gran Buenos Aires con 13,8%.

“Estos resultados reflejan en gran medida el impacto que tuvo sobre la dinámica del mercado laboral la pandemia del Covid-19 y las restricciones en determinadas actividades y a la circulación dispuestas por el decreto 297/2020, que estableció el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO)”, precisó el INDEC.

De acuerdo con el organismo, la tasa de actividad se ubicó en el 38,4% y la de empleo, en el 33,4%. Ambas fueron detectadas por la Encuesta Permanente de Hogares como las menores en la serie histórica que se inicia en 1991.

La tasa de desempleo del 13,1% -los 2,1 millones sobre los 16 millones de la PEA- es la más alta desde el segundo trimestre de 2004, cuando todavía la economía estaba recuperándose del golpe sufrido durante la crisis de 2001-2002.

Hay que destacar que, si esta cifra se proyecta al total país, incluyendo la población rural, los desocupados llegan a 2,3 millones de habitantes, sobre un total de 45,8 millones de habitantes.

Cabe agregar que entre febrero, tres días antes del primer contagio del coronavirus, y junio, se registró una contracción de 292.000 puestos de trabajo registrados. Pero además, en la comparación interanual la destrucción de empleos de calidad fue de 344.000 puestos.

Para la totalidad del 2020 se proyecta un nivel de desempleo promedio en torno al 13%, lo que representaría el peor desempeño del mercado laboral desde el 2004, al comienzo de la recuperación de la convertibilidad.