16 junio, 2024

La inflación mayorista fue de 3,4% en abril, el valor más bajo de los últimos 16 meses

Se sigue acentuando la desaceleración que se dio luego del pico inflacionario de diciembre. Esta vez, los productos importados no tuvieron ningún aumento

La inflación mayorista registró un aumento de 3,4% en abril de 2024, según informó el INDEC este viernes. Se trata de la menor suba mensual desde diciembre de 2021, cuando el índice de precios internos al por mayor (IPIM) se había incrementado 2,7%.

La variación del IPIM en abril estuvo más de cinco puntos por debajo del nivel general de inflación para el mismo mes, que fue de 8,8%. Según explicó el organismo estadístico, la evolución de los precios mayoristas el mes pasado surgió como resultado de la suba de 3,8% en los “productos nacionales” y la variación nula en los “productos importados”.

En lo que va del año, los precios mayoristas acumulan un alza de 41,7% que queda bien por debajo del 65% del nivel general. Por el contrario, en los últimos 12 meses el IPIM avanzó 316,5% frente a precios al consumidor que se movieron 289,4%.

Entre los artículos nacionales que explicaron el registro del IPIM en abril, el INDEC detalló que los productos primarios subieron 3% y que, entre ellos, la mayor alza fue la de productos minerales, con 9,6%. Por su parte, los productos manufacturados aumentaron 4,1%, impulsados por los costos del transporte (9,1%) y los productos refinados del petróleo (9%). La energía eléctrica, en tanto, tuvo un incremento mensual de 0,3%.

El INDEC también difundió el índice de precios internos básicos al por mayor (IPIB) -excluye el efecto impositivo del IPIM- que mostró un ascenso de 2,9% en abril. En este caso, la variación se explica por la suba de 3,1% en los “productos nacionales”, compensado parcialmente por la baja de 0,2% en los “productos importados”.

Por último, el índice de precios básicos del productor (IPP), que solo mide la variación de los precios de la producción local y excluye impuestos, arrojó un alza de 3% el mes pasado. Ese valor se explicó por la suba de 2,7% en los “productos primarios” y de 3,1% en los “productos manufacturados y energía eléctrica”.

Así, los tres indicadores que relevan los costos mayoristas en la Argentina cerraron abril con variaciones en torno al 3% y muestran una reducción muy considerable con respecto a los valores de fin de año. En diciembre del año pasado, luego del salto cambiario que llevó el dólar mayorista a $800, el IPIM había trepado 54%. Por su parte, el IPIB había aumentado 53,2% y el IPP había crecido 50,9%.