26 febrero, 2024

Oficializan el bono de $ 55.000 que jubilados y pensionados cobrarán en diciembre ¿Se mantendrá?

Garantizará que en el último mes de 2023 todos los beneficiarios cobren un mínimo de 160.712 pesos.

El Gobierno oficializó este martes la entrega de un bono de 55 mil pesos para quienes reciben jubilaciones y pensiones mínimas. La ANSES lo había anunciado a comienzos de noviembre y se complementa con el aumento del 20,87% que dispuso el organismo para diciembre.

La medida fue comunicada a través del decreto 626/2023, publicado en el Boletín Oficial, bajo las firmas del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, y la ministra de Trabajo, Raquel «Kelly» Olmos.

Este refuerzo económico será entregado por única vez durante diciembre.  De esta forma, ninguno de los beneficiarios de la categoría más baja cobrará menos de 160.712 pesos.

En concreto, todos aquellos que perciban un monto menor o igual a $105.712,61 recibirán el bono de 55 mil pesos. En caso de que cobren un importe superior a ese monto, el refuerzo será igual a la cantidad necesaria hasta alcanzar la suma de $160.712,61.

El bono, de acuerdo a la Ley de Movilidad Jubilatoria, se sumará con el cuarto y último aumento anual de las jubilaciones y pensiones del 20,87% que entrará en vigencia a partir del 1 de diciembre. Además, los beneficiarios también percibirán el medio aguinaldo, por lo que cobrarán alrededor de 213.569 pesos.

El refuerzo de $55.000 será otorgado, según el decreto emitido, a titulares de las prestaciones contributivas previsionales a cargo de la ANSES, beneficiarios de la Pensión Universal para el Adulto Mayor, de pensiones no contributivas por vejez, invalidez, madres de 7 hijos y demás pensiones no contributivas y pensiones graciables.

Asimismo, se resaltó que el pago del bono «no será susceptible de descuento alguno ni computable para ningún otro concepto».

Su continuidad en enero y febrero dependerá de lo que decida el presidente electo, Javier Milei, que asume su cargo este 10 de diciembre.

El Poder Ejecutivo consideró necesario el pago del bono y basó su argumento en el «alza acelerada del índice de precios, con especial incidencia en bienes de primera necesidad» que está sufriendo el país desde el año 2022.

«El aceleramiento de precios referido tiene una mayor afectación en las personas de menores ingresos, para quienes es necesario generar herramientas de mayor acompañamiento hasta tanto se estabilicen las variables macroeconómicas», justificó el organismo en el decreto publicado en el Boletín Oficial.