16 junio, 2024

YPF aseguró que no habrá faltantes ni aumento en los precios de la nafta y el gasoil después del balotaje

El presidente de la petrolera estatal aseguró que habrá combustibles en las estaciones de servicios de todo el país después de la segunda vuelta electoral y negó que se vaya a aplicar un nuevo aumento de precios.

Tras los faltantes registrados a finales de octubre y los temores de que suceda algo similar este fin de semana y el lunes después de las elecciones, el presidente de YPF, Pablo González, aseguró que habrá combustible en todo el país. Además, descartó que hasta nuevos aumentos de los precios de las naftas y el gasoil desde el lunes 20 de noviembre.

En esa línea, el titular de la petrolera estatal declaró en CNN Radio confirmó que las estaciones de servicio del país funcionan con normalidad y van a contar con combustible luego de la segunda vuelta.

En tanto, González aseguró que “no están pensando” en aplicar nuevos aumentos en los surtidores después del balotaje. La última suba de precios que se aplicó en las naftas fue el 31 de octubre cuando venció el acuerdo con el Gobierno de mantener los valores fijos por 90 días. Por su parte, la Confederación del Comercio de los Hidrocarburos (CECHA) desmintió un comunicado falso que circula en redes sociales acerca de un aumento de precios en las naftas y el gasoil. “Queremos dejar en claro que es completamente ajena a la institucionalidad”, afirmaron.

Por qué hubo faltantes de naftas después de las elecciones generales

Días después de las elecciones generales de octubre se registraron faltantes de nafta, gasoil y otros combustibles en distintas estaciones de servicio de la Argentina. Según el Gobierno, el desabastecimiento se dio a un quiebre de stocks para las empresas.

Durante los últimos días de octubre y a inicios de noviembre, las estaciones de servicio vendían por cupos de hasta $10.000, mientras que otras cerraron al público. Entre las principales razones por las cuáles no hubo naftas en varios puntos del país, se vio reflejado en el atraso de los valores al surtidor contra la inflación y la falta de dólares.

En la primera semana de noviembre, las petroleras y el Gobierno acordaron un plan de acción para aumentar los volúmenes de combustible y se aplicaron aumentos del 7 y 10% promedio en el precio de las naftas y el gasoil. Así, el valor de la nafta súper acumuló un alza de 80% desde principios de 2023.