CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

Aerosol y un cartel, la furia de un frentista por un auto estacionado.

Una automovilista se vio sorprendida en el mediodía de este viernes por una persona que en forma anónima le dejó escrita la palabra «cochera» en el capó del vehículo. 

Una automovilista sufrió este viernes en Corrientes la furiosa descarga de impaciencia de una persona que la acusó de dejar su vehículo en la entrada de un garage y se lo pintó con aerosol.

El hecho ocurrió en la cuadra de calle Misiones al 900 del céntrico barrio Cambá Cuá, donde a las 12,30 los vecinos advirtieron que un automóvil fue atacado con pintura en aerosol.

Se trata de un Volkswagen Gol Trend gris oscuro, que apareció con la palabra «cochera» escrita en color plata sobre el capó y subrayada con una flecha hacia la entrada del garage que se encuentra en el edificio de Misiones 957. Sobre el vidrio también le dibujaron una flecha.

«Además me dejaron un cartel manuscrito en el que dicen que una persona educada no obstruye una cochera, pero una persona educada tampoco comete semejante daño», dijo la propietaria del Volkswagen, María del Carmen Bernachea.

«Estoy de vacaciones y el auto no lo muevo hace días, por lo tanto, estoy segura que eso fue producto de una mano anónima que dejó mi auto adelante del garage y luego pasó esto», indicó la mujer, que reiteró que dejó su vehículo «bien estacionado».

Bernachea destacó que radicará una exposición policial, que aún no tiene un presupuesto para el arreglo pero que hubiera preferido incluso una salida burocrática.

«Era mejor para mí que llamen a la grúa, me hacía responsable y solucionaba el problema la persona que se tomó la molestia de hacer esto», dijo la automovilista.

Ahora, el pleito se intenta resolver con la revisión de las cámaras de video vigilancia de la zona para tratar de identificar al autor o autora de la queja escrita.

Fuente: El Litoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.