CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

Ante el aumento del estacionamiento medido, la Costanera norte se llenó de vehículos.

La decisión de la Comuna hizo que los conductores recurran en forma masiva a los laterales de la avenida ribereña, dado que no está incluida en el plan de cobros.

Se incrementó ayer un 50% el estacionamiento medido en la ciudad y, de manera sorpresiva, la Costanera norte se llenó de vehículos durante horas de la mañana.

La avenida no tiene sistema de estacionamiento medido y numerosos conductores decidieron dejar ahí sus vehículos.

El aumento fue del 50% y convirtió a Corrientes en  la ciudad con el servicio de estacionamiento más caro del nordeste argentino.

Desde temprano en la mañana, gran parte de la costanera norte se vio repleta de autos y camionetas, de todas las marcas y colores. A lo largo de la avenida, los vehículos se estacionaron en 45 grados uno tras otro.

La actualización de precios establece que los rodados radicados en la ciudad de Corrientes y con el pago de la patente al día tendrán que abonar $30 por una hora, mientras que los vehículos foráneos pagarán una tarifa de $60. 

Por otra parte, desde el área de Movilidad Urbana de Corrientes informaron que en el caso de los autos que estén radicados en la ciudad y no tengan el impuesto al día deberán abonar una tarifa diferenciada de $40.

La modalidad para aquellos dispuestos a ahorrar es dejar el rodado en una zona donde no rige el sistema de estacionamiento medido y trasladarse a pie hasta el lugar deseado.

El microcentro de la capital correntina es el mayor espacio de concentración de oficinas públicas, con trabajadores que ingresan temprano, alrededor de las 7 y usualmente se retiran pasado el mediodía.

Por ende, una persona con una jornada laboral de ocho horas con su auto radicado en la ciudad que quiera estacionar en el centro, cerca de su oficina, deberá pagar un total de $240 por día.

En tanto, un conductor foráneo o que no tiene el registro en la capital, debería abonar $480 por ocho horas.

Jorge Sladek, el secretario de Movilidad y Seguridad de la Municipalidad, indicó que no hay un registro oficial que indique un promedio de cuántos rodados permanecen estacionados en el paseo costero pero la postal es clara: desde calle Tucumán en adelante, el desfile de autos en 45º se mantuvo hasta pasado el mediodía.

Claudio Romero, el referente de los tarjeteros, indicó que “muchos autos de los que no están radicados en Capital fueron a estacional a la zona de la costanera”, y que en las cuadras con estacionamiento medido primó la presencia de aquellos que deben pagar la menor tarifa, de $30 por hora.

El referente no cree que los conductores “aguanten mucho tiempo dejar sus autos en la costanera, porque no tienen seguridad de ningún tipo”.

En las cuadras donde los tarjeteros trabajan, por ejemplo, si un auto es chocado se toman los datos del otro rodado.

“Por otro lado, en la costanera les pueden robar algo y nadie se va a enterar”, aseveró Romero.

De acuerdo con un relevamiento por parte del sector, las playas de estacionamiento privadas del centro cobran entre $80 y $100 la hora. En promedio, en el centro capitalino hay unas 240 cuadras en las que se cobra el estacionamiento medido y 11 permisionarias, con aproximadamente 230 tarjeteros.

La actualización es una medida dispuesta por el Ejecutivo Municipal, a través de la Secretaría de Movilidad Urbana y Seguridad Ciudadana.

El último aumento registrado comenzó a regir el 10 de febrero del año pasado.

Fuente: El Litoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.