El ramal de la empresa Trenes Argentinos Cargas (TAC) -conducida por Daniel Vispo- tiene como fin potenciar las economías regionales y reducir los costos logísticos en el traslado de producción.Los trenes serán vitales para la reactivación económica de la región.

Con una inversión de 20 millones de pesos, el Ministerio de Transporte de la Nación puso a prueba las máquinas ferroviarias que recorrerán un trayecto de 146 kilómetros entre la localidad misionera de Garupá y la ciudad correntina de Santo Tomé.

El objeto es volver a poner en actividades un medio de transporte que fue suspendido y cuya logística fue desmantelada por la anterior gestión nacional.

El último tren despachado con carga de agua y pasta de celulosa había sido el 4 de julio de 2018, antes del cierre de la línea por decisión política del macrismo.

A principios de este año, y luego de casi 2 años sin actividad, se empezaron a realizar los trabajos de desmalezado y acondicionamiento de vías en el tramo norte de la línea Urquiza que une la localidad correntina de Santo Tomé con la localidad de Garupá en Misiones, lo que permitió que esta semana una locomotora de prueba pueda volver a circular con éxito.