Se trata del local ubicado en la esquina de San Lorenzo y Junin.

Según trascendió, son varios los empleados del local que contrajeron la enfermedad del COVID-19.  El negocio, que lleva el nombre de La Catedra, será desinfectado.

Las puertas del comercio permanecerán cerradas de manera transitoria hasta que la situación epidemiológica sea controlada.

Fuente: La Dos.