En conferencia de prensa el gobernador expresó su preocupación por el aumento de casos y pidió a la población una semana más de inmovilidad.

El gobernador de la provincia en conferencia de prensa informó que continuara el asueto administrativo para la capital e invito a los demás poderes a sumarse a la medida, pidió bajar la movilidad en la ciudad, por lo tanto seguirán los controles estrictos en varios sectores de la capital, los gimnasios seguirán cerrados, prohibido el funcionamiento de bares y restaurantes en ambientes cerrados, no habrán reuniones sociales y familiares, queda terminantemente prohibido la visita de los capitalinos a localidades del interior, pidió el cumplimiento de atención al publico para los comercios que sera de 9 a 17 hs, (obligatorio) los supermercados podrán atender hasta las 22 hs. Fueron los puntos mas salientes de esta conferencia de prensa llevado a cabo en casa de gobierno.

“En algunos barrios de Corrientes no se cuidan. Muchos toman el tema ‘a la chacota’ como si creyeran que no les va a llegar. No hay cuidado. Vemos a vecinos que salen, toman mates en las veredas. No respetan indicaciones. La situación es complicada, compleja. No otorgamos el asueto para que estén de vacaciones o para que puedan juntarse”, dijo, con marcado malestar.

“Si seguimos teniendo movilidad y no nos cuidamos vamos a tener el hospital de campaña absolutamente lleno”, remarcó el Gobernador.