Hubo contacto estrecho con un positivo. Testearon a los empleados y desinfectaron el lugar.

Una conocida confitería del microcentro debió cerrar sus puertas, de manera preventiva, por un contacto estrecho con un positivo de covid-19. Hisoparon a los empleados y, por ahora, no hay casos confirmados.

El local, ubicado en 9 de Julio esquina Mendoza, permancerá con las puertas cerradas hasta que se conozcan los resultados de los testeos reallizados.