Se realizaran multiples homenajes a los musicos que perdieron la vida un 8 de septiembre de 1989, en el rio Paraná.

Hoy se cumplen 31 años de aquella fatidica tarde en Bella Vista Correientes, todos los medios radiales, graficos y televisivos se hicieron eco de ese terrible accidente que enluto al Chamamé.

El accidente se produjo luego de que el grupo de músicos hiciera una visita a la FM y al canal de cable local de Bella Vista. Por eso días estaban promocionando el espectáculo que presentarían esa noche en el club Juventus.

Luego del show en la emisora, los músicos subieron al micro y el colectivo de la empresa Iberá tomó la costanera y en una bajada de 30 metros fallaron los frenos. Luego de dos curvas, el chofer perdió el control, chocó contra unas barandas y cayó al canal profundo del río Paraná.

Eran 13 personas las que se movilizaban en aquel vetusto Aklo: Zitto Segovia, Joaquín “Gringo” Sheridan, Miguel Angel “Michel” Sheridan, “El Chango” Paniagua, Daniel “Yacaré” Aguirre, Johny Behr, Carlos Miño, César González, Ricardo Scófano, Ricardo Tito Gómez y Cacho Espínola. 

¡Nos vamos al agua!», gritó alguien. Zitto Segovia entendió rápidamente su destino diciendo con su vozarrón «¡Jesús! ¡No se nadar!». El colectivo chocó de lleno contra a baranda y cayó a las aguas de un picado río Paraná.

Aquellas aguas que habían inspirado innumerables canciones y poesías por su fuerza, la belleza de su cauce y la generosidad de su fauna, se convertió en sinónimo de llanto y tragedia

Un luto eterno. Seis hijos del chamamé y los dos choferes del micro perdían la vida en la noche,  Zitto Segovia, el Gringo y Michel Sheridan, el Chango Paniagua, el Yacaré Aguirre y Johny Behr, como así también a los conductores del micro que fallecieron: José Toledo y Walter Blas Gómez.

En Bella Vista, los homenajes comenzaron ya en la noche del último domingo con un festival virtual, adaptado a la situación sanitaria por el coronavirus, en el que los tributos a los chamameceros fueron transmitidos por las redes sociales. 

Hoy, según se anunció desde el área de Cultura de la Municipalidad de Bella Vista, a las 18, tendrá lugar la bendición, a cargo de autoridades eclesiásticas de la parroquia Virgen del Carmen. Luego, tendrá lugar la tradicional ofrenda floral, repitiendo  el rito de las flores a las aguas del río Paraná.

Tambien en la localidad de mercedes, donde  la Dirección de Turismo de Mercedes, a través del Museo del Chamamé, rendirá homenaje a los músicos fallecidos, con diversas actividades. A las 10, tendrá lugar el responso en el cementerio La Merced, mientras que, a partir de las 15, la Peña Móvil comenzará un  recorrido por los barrios mercedeños con la presencia de los conjuntos de Tichi Celser y Quique Sheridan. 

«Musiquero que te fuiste por la senda azul del agua, corazón chamamecero que te volviste calandria. Aquí estamos tus amigos, parados en la barranca. Frente al remanso infinito, con estas flores del alma…” canta una canción tan triste como bella que escribieron Mario Bofill y Julián Zini.

El pueblo chamamecero aun hoy los sigue extrañando.